Compartir

El uso cotidiano que le damos a la red de tuberías de nuestro hogar tiende a crear desgastes y deterioros, y más si no somos cuidadosos con los desechos que se vierten por las cañerías. Y es que, sin darnos cuenta día tras día vamos llenando nuestras tuberías de suciedad y desperdicios, que impiden el correcto flujo del agua, creando consecuencias que pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Lo más recomendable para evitar este tipo de situaciones, es incorporar a nuestras prácticas métodos preventivos, tales como mantenimiento habitual realizado por una empresa desatascadora profesional y la aplicación de medidas de protección, que fácilmente pueden ser implementadas por los integrantes del hogar. 

Mantenimiento preventivo de tuberías, una decisión inteligente

El mantenimiento preventivo de las tuberías es fundamental para evitar atascos, malos olores y problemas asociados a plagas, que pueden poner en riesgo la salud. Para realizar la limpieza de las tuberías, existen en el mercado una infinidad de productos que ofrecen destruir por completo la suciedad, sin embargo este tipo de líquidos no deben ser utilizados de forma indiscriminada, pues pueden generar corrosión y el grave deterioro de las tuberías.

De esta manera, lo ideal siempre será poner en manos de expertos esta tarea, ya que ellos sabrán qué técnica es el más adecuado, en función de las condiciones del sistema de tuberías, así evitarás complicaciones que se traducen en tiempo y dinero. 

La limpieza de la fosa séptica, una forma de mantener a salvo las instalaciones de desagüe de la vivienda

La palabra atasco por lo general se asocia a un problema o inconveniente que genera malestar, y está asociación no varía cuando hablamos de las fosas sépticas. Y es que, el colapso de este sistema siempre viene acompañado de una crisis, pues por lo general cuando esto ocurre, todas las tuberías se ven afectadas.
Por ello es aconsejable programar la limpieza de desagües por lo menos una vez al mes.

En la actualidad, realizar esta tarea resulta sencillo, pues siempre habrá cerca de ti un proveedor que se dedique a limpiar fosa. Este trabajo puede ser rápido y exitoso o lento y complicado, dependiendo del especialista que contrates.

Para realizar la limpieza de las fosas, existen diferentes técnicas, entre ellas el lavado con limpiadores de cañerías bacteriológicos, los cuales eliminan los olores desagradables y el suciedad acumulada en las cañerías y fosas sépticas.

Uno de los beneficios de esta práctica, es que al ser productos cien por cien biodegradables, no generan daño en la tubería ni en el ambiente, a la vez que no suponen riesgos para las personas a la hora de aplicarlos.

Otra técnica, es el aspirado y vaciado de la fosa, para extraer los desechos acumulados y lavar las paredes, dejando totalmente libre de desechos los espacios y las cañerías.  

Técnicas sencillas que nos ayudarán a evitar imprevistos

Para evitar el colapso de las tuberías y con ello imprevistos desagradables, existen técnicas preventivas, que mantendrán a salvo las cañerías, evitando que tengas que invertir dinero llamando a un especialista.

A continuación te indicamos algunas medidas efectivas para evitar atascos:

Evita verter aceites en las tuberías

Al lanzar grasa y aceite por los desagües, sin saberlo estamos creando en el interior de la tubería una mezcla viscosa que se adhiere a las paredes, generando una obstrucción significativa.  Para prevenir este tipo de atascos, se debe aplicar en la tubería una cantidad moderada de agua hirviendo, para disolver y retirar los residuos.

Evita lanzar materiales de gran volumen en las cañerías e inodoros

Los atascos por productos sólidos son las causas más comunes de imprevistos hogareños. Por ello, no arrojes papel higiénico dentro del inodoro, ya que éste al mojarse aumenta su volumen e impide el libre tráfico del agua, actuando como un tapón.

Instala rejillas en todos los desagües

Para facilitar la tarea de evitar la presencia de productos sólidos dentro de las tuberías, lo más recomendable es colocar en los desagües rejillas que sirvan de colador. De esta manera, evitaremos que entren a las cañerías sedimentos y partículas que no benefician el correcto funcionamiento de los sistemas de drenaje.

Qué hacer si la tubería ya está obstruida

Si ya es tarde para aplicar medidas preventivas y las tuberías ya están obstruidas, entonces deberás contactar a una empresa desatascadora. Para elegir la correcta debes evaluar elementos, tales como, la calidad del servicio a través de las calificaciones que hacen sus usuarios en la página web, la competitividad de los precios, ya que hay algunas que ofrecen visita gratis y envían los presupuestos a través de correo electrónico, la profesionalidad del equipo que prestará el servicio y los horarios de atención, puesto que contar con una empresa desatascadora 24 horas, es la clave para garantizar la solución inmediata de los problemas.