Compartir

Si piensas que por estar toda la noche en vela no pasa nada
o tu cuerpo no va a sufrir, ¡sigue leyendo!. Las alteraciones del sueño tienen efectos perjudiciales para
la salud que se reflejan en el ADN. 

Así lo refleja un nuevo estudio publicado en 'Sciences Advances', que alerta de que las noches en vela pueden provocar un crecimiento del tejido adiposo que nos hace engordar, aunque también puede derivar en roturas musculares. A largo plazo esto se convertiría en un aumento de
los depósitos de grasa en nuestro cuerpo y una disminución de porcentaje
muscular.

La falta de sueño también afecta a nuestra
vida diaria y calidad de vida, aumentando patologías como depresión y
ansiedad, según recoge 'El Periódico'.

Otro estudio previo, del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn), también alertaba de los efectos de no dormir demasiado en los menores. Las últimas investigaciones “han demostrado que dormir una hora adicional por la noche ayudaría a controlar la obesidad infantil, manteniendo un índice de masa corporal más bajo y estar menos expuestos a la obesidad los cinco años posteriores”.