Compartir

En un panorama laboral tan difícil como el que estamos viviendo, realizar un máster significa especializarse en un nicho, y esto te da una ventaja competitiva frente al resto de candidatos a un mismo puesto de trabajo. Conseguirlo no será tarea fácil, implicará muchas horas estudiando y realizar un Trabajo Fin de Máster (TFM), pero el resultado a la larga será de gran valor para conseguir un futuro estable y bien remunerado dentro del mercado laboral.

El TFM sirve para que el alumno tenga la oportunidad de demostrar los conocimientos que ha adquirido durante la realización del postgrado, siendo un requisito indispensable para obtener el Título Oficial de Máster. Un profesor del Máster será el encargado de llevar a cabo un seguimiento del trabajo realizado por el alumno en cuanto a la elaboración, y posterior presentación escrita y defensa oral del TFM.

¿Por qué estudiar un Máster en Industria 4.0?

En este sentido, cualquier carrera, con su posterior master en las ramas tecnológicas es a corto, medio y largo plazo las más interesantes y útiles para enfrentar el mundo que está por llegar.

La sociedad está avanzando con paro firme y decidido por el camino de la automatización de los medios de producción. Hoy en día, aunque las empresas ya cuentan con máquinas y sistemas de producción automatizados, solo un el 10% alcanza un nivel aceptable de automatización en planta.

Esta carencia de automatización en las fábricas españolas es debida, en gran medida, a la falta de profesionales suficientemente cualificados para estos nuevos sistemas de producción. Y es que aunque bien es cierto que la automatización e informatización entró en las fábricas hace décadas, el gran impacto tecnológico de los avances más recientes y que se están gestando en la actualidad suponen una auténtica revolución del concepto de industria a nivel global.

Las empresas que no logren adaptarse al nuevo entorno 4.0 lo tendrán muy difícil para sobrevivir y, en este sentido, cada vez harán falta más profesionales cualificados que sean capaces de liderar este cambio.

Cuando hablamos de la industria 4.0, hacemos referencia a la incorporación de la robótica, estructuras inteligentes e inteligencia artificial en las cadenas de producción.

Aunque esta realidad hace apenas unos años eran simples tramas de ciencia ficción, el mundo de la inteligencia artificial y de la robótica ya está aquí y ha llegado para quedarse. Realizar un master industria 4.0, un master IoT o un master transformación digital te abre las puertas hacia un futuro prometedor en el que podrás ser partícipe de este gran cambio que ya se está llevando a cabo.

Hay que considerar, para entender que tiene de revolucionario todo este proceso que, aunque la incorporación de robots en las fábricas e industrias no es nada nuevo, la robótica 4.0 significa dejar de producir robots en serie para automatizar procesos y dar un paso más para crear otros más específicos y personalizados que cuenten con inteligencia artificial especialmente diseñada para cumplir funciones en determinados procesos.

En cuanto a los puestos de trabajo que se crearán a partir de este tipo de industria, no cabe duda alguna acerca de que harán falta cada vez más personas cualificadas, tanto para trabajar en el diseño de estos nuevos sistemas inteligentes, como para manejarlos o dedicarse a su mantenimiento posterior.

Aunque, es muy posible que, al mismo tiempo que este nuevo modelo crece, vayan desapareciendo puestos de trabajo mecánicos repetitivos, los cuales darán paso a otros nuevos, más cualificados y mejor pagados.

Estudiar un Máster de Industria 4.0 es, por tanto, la llave de esta transformación, esa que abre la puerta para seguir adelante, avanzando con los nuevos tiempos, y no quedarse atrás. Los estudiantes adquieren con estos estudios de postgrado las competencias necesarias para que puedan desarrollar un trabajo en las diferentes plataformas y campos de trabajo que ya están apareciendo y son una realidad en las empresas más innovadoras, pero que se ha de extender al resto del tejido empresarial e industrial, inevitablemente.

Los alumnos tienen que asumir a su vez que esta transformación digital no solo afecta a la maquinaria, sino que toda la estructura de la empresa debe adaptarse a este nuevo paradigma.

El máster incluye temas como la fabricación aditiva, la computación en la nube, el internet de las cosas, robótica colaborativa, blockchain (cadena de bloques), analítica de datos e inteligencia artificial, realidad virtual o aumentada, ciberseguridad, transformación digital, interacción humano-máquina, emprendimiento tecnológico…

Solo con echar un vistazo podemos concluir que no solo se trata de hacer robots, sino que implica un proceso global con aspectos tan importantes como la ciberseguridad o el análisis de datos. Esto es debido a que en la industria 4.0 todo está conectado; utilizamos datos para mejorar los sistemas de inteligencia artificial, y estos sistemas a su vez nos proporcionan mejores datos para mejorar su propio rendimiento. Esta transversalidad es la mejor baza de la nueva revolución industrial que ya está abriendo sus puertas para aquellos que estén preparados.

¿Y tú? ¿Estás preparado para entrar?