Compartir

Respetar una dieta sana no es útil solo para quien quiere mantener su forma física. Comer alimentos correctos puede, de hecho, influir en la manera en la que funciona nuestro cerebro. Estos son los 7 alimentos que todos deberíamos comer:

CúRCUMA 

Además de tener muchos usos terapéuticos, esta especia exótica ayuda a fortalecer la memoria y a estimular la producción de nuevas células cerebrales. La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y, además, se ha demostrado que puede calmar la inflamación de las células cerebrales y nerviosas. 

ALMENDRAS

Con su alto contenido en vitamina E, las almendras protegen el cerebro de los daños relacionados a la edad y mejoran las capacidades de aprendizaje y de meoria.

ARÁNDANOS

La ciencia ha encontrado una relación entre una dieta rica en arándanos, el aprendizaje rápido y una mejor conservación de la memoria. Los antioxidantes y otras substancias fitoquímico presentes tiene el ''poder'' de eliminar los radicales libres y reducir el estrés. Los arándanos retrasan la pérdida de memoria a corto plazo. 

CEREALES INTEGRALES

Los cereales integrales ayudan a mantener el cerebro sano. El motivo es que son ricos en hidratos complejos, fibras y grasas como el omega 3 que evitan los daños provocados por los azúcares y coágulos de sangre. Los cereales integrales con bajo índice glucémico, como el orzo el bulgur, desprenden glucosa de forma más lenta en la sangre y esto ayuda a mantener un suministro constante de energía en el cerebro que contribuye a estar de buen humor.

AGUACATE

Gran fuente de omega 3 y omega 6, el aguacate aumenta el flujo de sangre al cerebro. La vitamina E protege además el cuerpo y el cerebro de los daños de los radicales libre.

GARBANZOS

La combinación de hidratos complejos contenida en los garbanzos ayuda a alimentar el cerebro y a mantenernos despiertos. Los garbanzos son, de hecho, ricos en magnesio que desarrolla un papel clave en el metabolismo energético ayudando los receptores de las células del cerebro y a agilizar la transmisión de los mensajes neuronales.

CHOCOLATE NEGRO

El chocolate es mucho más saludable de lo que se cree. Sus propiedades mejoran el flujo de la sangre al cerebro que, a su vez, mejora la función cognitiva y la memoria. El cacao contiene substancias como la cafeína que mejoran la función del cerebro a corto plazo.