Compartir

La Organización Mundial de la Salud recomienda que las
mujeres adultas no consuman más de 25 gramos o 6 cucharaditas de azúcar añadida
por día. Para los hombres, esta guía se establece en aproximadamente 37 g. La media en Europa occidental ronda los 100 gramo, por lo que la reducción debería de ser de la mitad del consumo
medio.

En declaraciones a la web 'Byrdie', la nutricionista Elissa Goodman compartió
sus consejos para reducir la ingesta de azúcar mediante la realización de
cambios simples y realistas en su dieta diaria.

1) Di no a los alimentos procesados

Los productos muy procesados están cargados de azúcar
añadido, se recomienda sustituirlos por alimentos de grano entero y ricos en
nutrientes.

2) Toma un suplemento

Cuando el cuerpo experimenta esta caída, la nutricionista
recomienda tomar un suplemento de L-Glutamina, un aminoácido que se convierte fácilmente en glucosa.
“Esto ayuda a frenar los antojos sin exponer el cuerpo al azúcar”,
comenta.

3) Sustitutos amargos

Comer algo amargo ayudará a combatir los impulsos molestos.

4) El descanso es la mejor medicina

Una investigación ha
demostrado que ansiamos el azúcar más intensamente cuando estamos agotados o con falta de sueños. Por lo que, si no dormimos lo suficiente, nos volvemos más propensos a la
adicción al azúcar.

5) Sé más 'zen'

Practicar yoga, meditación o mindfulness ayuda a mantener la
calma en el cuerpo y la mente. Hacer ejercicios como Pilates también puede
beneficiar los niveles de estrés.