Compartir

Durante el verano, las rutinas físicas y las dietas para el gym hay que pararlas. A muchos les costará dejar de hacer esto que ocupa un lugar en su día a día, pero deben obligarse. Es bueno para la mente y el cuerpo que de vez en cuando le des una tregua, así podrás volver con más fuerza para afrontar nuevos retos. Aquí te dejamos algunos consejos que 'Salud Envidiable' te recomienda para después de unas intensas vacaciones de verano:

1. Rutinas de adaptación
Se trata de volver a los entrenamientos de manera gradual. Durante los primeros días alarga el calentamiento, dedícale más minutos a la movilidad articular previa a comenzar con el entreno en sí mismo. Y después, si corres, por ejemplo, comienza haciendo distancias cortas y a ritmo bajo. Ya llegará el momento del fartlek y de machacarte. Si vas al gimnasio, haz que tus músculos vuelva a la activación dedicando más tiempo del habitual a la cinta de correr o la bici estática.

2. Vuelta a la calma
Tan importante como alargar el calentamiento es hacerlo con la vuelta a la calma. Nada de ir a tope y parar -ni ahora ni nunca-, pero en estos momento más exagerado. El final del entreno siempre ha de ser regresivo.

3. Paciencia
Una palabra clave para responder a la pregunta de qué rutina debes seguir después de las vacaciones es 'paciencia'. Lo más probable es que hagas malas marcas y las sensaciones no sean las mejores. Ponerse a apretar como loco para que esto cambie es un error que, en muchos casos, puede llevarte a una lesión. Ten paciencia, se progresivo y volverás a encontrar tu forma mucho antes de lo que crees.

4. Objetivos
También puede suceder que, al llegar a casa con dolores y bastante fatigado, pienses en parar. Craso error también -salvo que los dolores sean muy fuertes-. Para evitarlo sería bueno marcarse objetivos. Por ejemplo que tengan que ver con el peso: bajar en un mes esos kilos que has cogido en verano. O también puedes establecer como objetivo un reto: una carrera, una ruta. Siempre ha de ser un realista y que permita continuar con la vuelta de forma progresiva.

5. Varios deportesTodavía no sabes qué rutina debes seguir después de las vacaciones? Ahí va un último consejo: aunque estés dedicado al atletismo, haz algo de bici. A pesar de que lo tuyo sea el gimnasio, estaría bien que nadaras un poco. Es decir, mezclar deportes. En realidad, es algo que deberías hacer siempre.