Compartir

Conseguir la casa de tus sueños no es tan complicado como parece. A veces, dejamos de renovar la decoración de nuestra casa porque creemos que comprar un nuevo artículo puede suponer un gran coste que es innecesario, pero lo que no sabemos es que se puede hacer realidad este deseo por mucho menos de lo que se cree.

No podemos discutir que el minimalismo, los colores blancos y crudos y las piezas de madera son tendencia un verano más. Decorar la casa con este tipo de artículos no sólo puede resultar atractivo para el ojo sino que puede ayudarte a sentirte mejor en el día a día. Según estudios realizados, los colores, olores y ciertas texturas como la madera y el lino, afectan a tu estado de ánimo, llegando a tener consecuencias negativas en la productividad diaria.