Compartir

La tecnología avanza rápidamente. Las baterías de los teléfonos inteligentes mejoran a la par que los terminales incorporan nuevos ajustes y aplicaciones, pero si queremos disfrutar de unas vacaciones con la batería llena, debemos tener cuidado con exponer nuestros móviles a altas temperaturas y a la exposición del sol.

La altas temperaturas no solo reducen la duración de la batería, sino que puede producir daños irreparables en las mismas, llegando a empeorar la vida útil del teléfono. Por otra parte, es necesario saber que las baterías de ion-litio pueden llegar a explotar si se someten a un calor excesivo.

Para evitarlo, solo basta con leer algunas de estas pautas:

1- AJUSTES Y APLICACIONES

Lo primero que tenemos que hacer es trastear un poco en la sección de ajustes y las aplicaciones de nuestro teléfono. Reducir el brillo de la pantalla, desactivar el bluetooth, el wifi, el NFC y, sobre todo, el GPS, detener las aplicaciones en segundo plano e incluso desactivar la vibración del móvil.

2- CRISTAL TEMPLADO

Todos pensamos que un cristal templado lo único que hace es proteger a nuestro móvil de futuros golpes, pero no. En ciertas ocasiones de extremo calor, una carcasa provocaría que nuestro Smartphone no ventile correctamente. Es por eso que se recomienda utilizar un cristal templado.

3- CÓMO CARGAR EL TELÉFONO

El último consejo para el verano es cargar el móvil cuando esté totalmente apagado para evitar que se caliente. Si eres de esos que no puedes pasar ni un segundo sin estar pegado a tu terminal, puedes también ponerlo en modo avión, podrás estar conectado al wifi y a la vez tu teléfono cargaría más rápido.