Compartir

En los últimos años, con la gran evolución de las nuevas tecnologías y de Internet, el mundo del empleo y de las profesiones ha dado un giro de 180º. Esto quiere decir que para desempeñar cualquier trabajo debemos depender de todo lo relativo a tecnologías y, para ello, es muy importante aprender a utilizarlas correctamente y de forma muy profunda.

Muy paralelo al crecimiento del uso de las tecnologías dentro de las grandes y pequeñas empresas, adquiere una gran importancia los trabajos freelance y a distancia que se basan en el uso de aquellas para prestar servicios, dar información o vender productos, entre otras cosas. Este tipo de empleo empezó a hacerse aún más reconocido con la llegada de la crisis económica, pues gracias a ésta el paro subió y la gran parte de la sociedad perdía empleos o no conseguía hacerse con ninguno.

Así pues, a la gran evolución tecnológica y de Internet se le empezó a ver un gran provecho de cara a crear negocios propios desde casa con los que poder empezar ganándose un dinero, una pequeña fama y quién sabe si más adelante conseguir llenarse de oro con el negocio. Una nueva y exitosa vía para los que tienen pensado abrir pequeños negocios basados en Internet y las nuevas tecnologías se encuentra en los hosting. En hosting24 se puede adquirir uno e informarse acerca de todo lo relativo al llamado alojamiento web.

Hostings como mejor opción para negocios freelances y a distancia

Entre tantos negocios que han surgido aprovechando la importancia de Internet y las tecnologías para prestar servicios y otros, han resultado ser de gran importancia los blogs que se dedican a vender información relativa a cualquier tema (moda, cultura, viajes, política), y los cuales actúan de forma muy similar a un periódico o revista. Además de éstos, muchos han optado por crear su pequeño negocio online prescindiendo de blogs y dando el gran salto hacia la creación de una página web.

Precisamente es la creación de sitios web, a la que más se han acogido los freelance y autónomos que presenten ofrecer servicios y recibir un pago por ello desde casa. La razón es que con las páginas web el abanico de posibilidades se abre aún más, pues a diferencia de un blog, la página permite, además de presentar al público artículos y noticias de internet, poder vender productos, ser aún más atractiva en cuanto a diseño, y, por supuesto, ser aún más profesional.

Sin embargo, crear una página web no consiste tan solo en entrar a Internet y contar con los conocimientos básicos de HTML y otros para hacerse con el sitio web en tan solo unos minutos. Crear un sitio web va mucho más allá, especialmente si la intención de hacerse con él es altamente profesional. Así pues, una de las cosas con las que tienes que contar para crear una página web es un Hosting web.

¿Qué es un hosting web?

Se trata de un servicio de almacenamiento para las páginas web creadas o aquellas que van a crearse. La importancia de este servidor radica en que gracias a él la página web puede mantenerse operativa las 24 horas del día, prestando atención a todos los clientes de todo el mundo. Los hosting cuentan con sistemas de alta seguridad y conexiones a internet permanentes y muy seguras.

Dependiendo del tipo de web que se vaya a crear, se necesitará un hosting u otro. Así, para la creación de un sitio muy personal como un blog, será suficiente contar con un hosting básico, pero si la intención es crear una tienda online o la página web corporativa de una empresa, habría que mirar aquellos alojamientos web más profesionales.

En base a la página que se vaya a crear, se podrá elegir entre un hosting u otro, siempre mirando las características que nos puede ofrecer cada alojamiento web. Con los hosting web se pueden crear cuentas de correo electrónico, disponer de un panel de control desde el cual gestionar todas las aplicaciones y servicios, tráfico mensual de los datos que la página puede transmitir a los clientes, soporte técnico, etc.

En hosting24 existen tres clases de alojamiento web: el sencillo, por 1,84 euros al mes; el Premium, con una gran cantidad de servicios ilimitados, por 2,99 euros al mes; y el empresarial, con el doble de servicios ilimitados y por 6,80 euros al mes. Como ya se ha mencionado anteriormente, la elección de uno u otro dependerá del uso que se vaya a hacer de la página web. El sencillo será ideal para la creación de un blog, mientras que el Premium puede ser la mejor opción para pequeños negocios online como tiendas de productos o ropa, y por último, el empresarial es el enfocado a la creación de una página web corporativa de una gran empresa.