Compartir

El mítico Joaquín Sabina canta en su canción “Pongamos que hablo de Madrid” que en la capital de España “el sol es una estufa de butano”. Para muchas personas, pasar un verano en Madrid es algo así como infernal, por la sensación de calor tan agobiante.

Hacia finales de julio y durante todo agosto, las temperaturas en la capital pueden llegar incluso a superar los 40 grados, pero la sensación de calor no se debe exclusivamente al termómetro, sino a los altísimos edificios y a los cientos de kilómetros de asfalto de sus calles.

Sin embargo, cuando llega la temporada estival son muchos los que deciden abandonar Madrid en busca de la costa o la sierra, de modo que una de las ventajas es librarse de los atascos de la ciudad de todos sus accesos.

Si te estás preguntando qué puedes hacer en Madrid en verano, te mostramos algunos enclaves para disfrutar de la ciudad y la comunidad en estos meses.

Encontrar sensación de frescor en el Manzanares

Madrid tiene río, y aunque no es como otras grandes ciudades de España donde el río es un verdadero eje vertebrador, como Barcelona o Sevilla, el Manzanares recorre la ciudad a lo largo de 7 kilómetros.

El parque de Madrid Río es uno de los espacios verdes más agradables de la ciudad, equipado con jardines y lugares de esparcimiento para niños y adultos y a ambos márgenes del río encontramos cafeterías, terrazas y pubs para disfrutar en cualquier momento del día.

Por otra parte, desde este espacio, se puede acceder en pocos minutos a lugares tan emblemáticos de la capital como el Palacio Real, el Campo del Moro o La Almudena.

El parque del Retiro

Aunque en los últimos años Madrid Río ha ido ganando protagonismo, el área verde por excelencia de Madrid es el parque del Retiro. Visitable durante todo el año, en verano este espacio cobra vida: deportistas corriendo, patinadores, familias con sus hijos, parejas acarameladas y por supuesto grupos de jóvenes disfrutando de las tardes con guitarras y otros instrumentos musicales como timbales.

En El Retiro encontramos también espacios muy significativos de Madrid como el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez, que funcionan a modo de salas de exposiciones y como no, el Estanque Grande, donde se puede hacer remo, piragüismo y navegación recreativa.

La sierra de Guadarrama

Alejándonos un poco de la ruidosa capital, y a menos de una hora de distancia del centro de Madrid, encontramos dos de los principales remansos de paz de la comunidad: las sierras de Guadarrama y Somosierra.

En la Sierra de Guadarrama encontramos verdaderas joyas, una de ellas son Las Presillas, en Rascafría. Se trata de tres piscinas naturales en el cauce del río Lozoya, en pleno Valle de El Paular.

Cerca de este espacio se localiza el municipio de Buitrago de Lozoya, una localidad monumental de impresionante belleza que conserva una de las murallas medievales mejor conservadas de España.

Por fortuna, disfrutar de todos estos encantos es posible porque Madrid es una de las ciudades de Europa mejor conectadas vía aérea. Innumerables compañías ofrecen vuelos baratos hasta la capital. Desde la web de viajes de Carrefour se pueden buscar vuelos baratos a Madrid así como aprovecharse de vuelos baratos y ofertas y promociones para todos los gustos.

También en Rascafría, por tanto en la Sierra de Guadarrama, se localiza el conjunto natural conocido como Cascadas del Purgatorio. Es un espacio no de muy fácil acceso al que hay que llegar a pie, pero merece mucho la pena una visita.

Para llegar hasta allí una primera parada podría ser visitar el Real Monasterio de Santa María de El Paular, que data de finales del siglo XIV e iniciar desde ahí la ruta, llegando en primer lugar hasta la cascada Baja, con un salto de agua vertical de 10 metros y, los más atrevidos, conocer la cascada Alta, 200 metros más arriba.

La playa de Los Villares

Y como hablamos de naturaleza, ¿es verdad eso que dicen que Madrid no tiene playa? Los Refrescos lo decían en su mítica canción, y esta afirmación tiene parte de verdad.

Es cierto que la comunidad de Madrid no tiene salida al mar, pero en la localidad de Estremera, a orillas del río Tajo, en el sudeste de la región se encuentra la Playa de Los Villares, un espacio ideal pra viajar con niños, pues cuenta con zona de juegos infantiles y una extensa oferta de actividades recreativa tanto en tierra como en agua.

Estremera se encuentra a unos 80 kilómetros de la capital, con esta calculadora obtenemos todas las indicacciones para llegar a cualquier destino desde un punto determinado. Esta plataforma permite calcular la ruta entre dos localidades. Una herramienta muy interesante porque te calcula la ruta a pie, en coche o bicicleta.

Como vemos, Madrid tiene mucho que ofrecer también en verano, pues lo recomendado son solo planes de relax y que tienen que ver con la naturaleza. Si mencionamos los planes culturales y la intensa actividad nocturna es cuando ya no solo querríamos visitar Madrid, sino no abandonarla.