Compartir

De acuerdo con un estudio de Scientific American, el diseño de las habitaciones ha demostrado afectar a nuestro estado de ánimo e, incluso, a nuestra productividad, un concepto que los practicantes del antiguo arte del feng shui han mantenido durante siglos. Por más trivial que pueda parecer, la disposición y decoración de nuestra casa y, sobre todo, de habitaciones como el salón donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, puede ser realmente importante para ayudarnos a sentirnos lo mejor posible, así como para crear un ambiente acogedor y agradable para los que vienen a visitarnos.

Cambia la iluminación. Un pequeño detalle puede cambiarlo todo. Tan sólo reemplazando una lámpara aburrida por otra más acorde con un nuevo estilo, puede crear un salón acogedor y renovado. Además, se puede utilizar un potenciómetro en todas las lámparas de esta estancia, lo que conseguirá que regulemos la intensidad de la luz y cambiar la atmósfera con una inversión nada elevada.

Viste las paredes. El papel pintado es una alternativa cada vez más utilizada para decorar los salones. Tiene un precio bastante asequible y su colocación es fácil, rápida y no entraña ninguna dificultad. Además, el resultado puede ser un cambio radical, algo que se necesita de vez en cuando para renovar fuerzas y dar un aire refrescante a nuestro entorno.

Elimina las puertas innecesarias. Si en tu salón tienes una puerta que siempre está abierta puedes prescindir de ella. Únicamente debemos asegurarnos de eliminarla, quitar el marco, las bisagras y pintar la pared. Una de las ventajas de los espacios abiertos tiene mucho que ver con la iluminación. Y es que los tabiques y las puertas impiden la circulación de la luz, por lo que al eliminarlos esta fluye por todo el espacio, permitiendo de esta manera que los espacios más oscuros también tengan acceso a ella.

Apuesta por un suelo bonito. Un suelo laminado es nuestra mejor opción para dar un nuevo aire a nuestro salón con un acabado espectacular. La gran ventaja que ofrece este tipo de suelo frente a los de microcemento o vinilo es que, en la mayoría de los casos, se puede colocar encima del suelo original. Además, nos ofrece una gran variedad de posibilidades puesto que existen multitud de colores y variedades.

No te olvides de la decoración. Es importante darle personalidad a nuestro salón y una opción muy económica y personal puede ser apostar por una decoración basada en fotografías e ilustraciones. No obstante, tenemos que prestar especial cuidado en planificar la disposición de los mismos para evitar hacer agujeros y clavar cuadros innecesarios. Por otro lado, revisa que los cuadros no estén colgados muy arriba y que su disposición sea a la altura de los ojos. Si has planeado colgar varias fotografías e ilustraciones juntas, debes asegurarte que responden a un orden o proporción.

Fuente: Brico Privé