Compartir

En principio y tras su invención hace un par de siglos, la bicicleta parecía ser el medio de transporte ideal para desplazarse por las grandes ciudades, aunque llegaron los coches y las invadieron, pero a dia de hoy ya son muchos los que se han apuntado de nuevo a este medio de transporte sostenible que permite disfrutar del entorno desde un punto de vista mucho más cercano.

Madrid es una de las grandes ciudades que se puede conocer a través de este medio de transporte ecológico que además ayuda a estar en forma a quien lo conduce y el alquiler de bicicletas en madrid está más boyante que nunca.

Tours privados y en grupo para conocer Madrid en bicicleta

Además de para uso particular estas bicicletas se alquilan para grupos con o sin guía para realizar tours por la ciudad, porque Madrid es una ciudad en la que hay mucho que ver. Si se dispone de poco tiempo, un tour privado o de grupo por el centro será el mejor modo de adentrarse en su esencia y de conocer lugares como la Plaza Mayor o el Palacio Real de Madrid, pero vale la pena tomárselo con calma y disfrutar de cada lugar y de los muchos que se van encontrando en esta y otras rutas.

Madrid en bicicleta y de noche también es un plan muy sugerente y el mejor modo de adentrarse en barrios tan chics y renombrados como el de Chueca o el Barrio de las Letras.

Comer en Madrid y realizar una ruta de tapas, no se lo puede perder nadie y si esta se hace en bicicleta se puede disfrutar también de las numerosas tiendas de productos de todo tipo que se van encontrando y mucho más, pero también es el mejor modo de interactuar con la gente de la calle en un lugar muy hospitalario.

La experiencia Segway: conocer Madrid sobre ruedas

No es un competidor directo de la bicicleta, pero es un vehículo que también se ideó para desplazarse por las ciudades. Se trata del segway, otro medio de transporte ecológico, solo que esta vez el conductor no tiene que hacer el más mínimo esfuerzo -exceptuando mantener el equilibrio-..

Un segway tour por Madrid es toda una experiencia y una manera única de conocer la ciudad, pudiendo elegir entre las muchas rutas que ha diseñado la empresa de referencia de Segway Madrid que cuenta con un tour muy demandado que parte de la plaza San Miguel para adentrarse en el corazon historico de la ciudad. El Palacio de los Lujanes es el edificio civil más antiguo y se visita en el mismo tour en el que se conoce también el Teatro de la ?”pera, la Almudena, el Palacio Real o la famosa Plaza de la Villa donde tomarse unas cañas.

Hay rutas para los que disfrutan en contacto con la naturaleza y se decidan por elegir la del Parque del Retiro, el lugar que se creó para ocio de los cortesanos que cuenta con lugares emblemáticos además del famoso lago en que darse un paseo en barca.

La Ruta del Bernabéu está pensada para los seguidores del deporte rey y también se puede conocer la Casa de Campo, junto al Retiro un lugar ideal para disfrutar del segway.

Los que teman no poder dominar el medio de transporte han de saber que conseguirlo no lleva más de 2 minutos y que la pequeña lección se hace en compañía de un experto.

Conocer Madrid sobre ruedas es también el modo preferido de conocer la ciudad de la mayor parte de turistas que en los meses estivales se inclinan por el segway, mientras que cuando hace frío prefieren la bicicleta.

Conocer Madrid en 48 horas

Conocer Madrid en 2 dias es cosa de locos y si bien es humanamente imposible, con los tours en segways si es posible tener una idea de lo más representativo, entre lo que está el núcleo histórico, en el caso de Madrid especialmente extenso.

Es ineludible un paseo por la Gran Vía con visita a la estatua del Oso y el Madroño, todo un símbolo del lugar. Aprovechando el trayecto se puede llegar hasta la Plaza de Cibeles y contemplar un lugar emblemático.

Desde ahí, la ciudad se abre paso a sus muertos, porque hay que tener en cuenta que Madrid es una ciudad con unas pinacotecas de lujo en las que destacan el Prado, el Museo Thyssen o el Reina Sofía. De hecho hay un sector del turismo que visita la ciudad para conocer básicamente estos tres lugares que cuentan con una gran colección fija y muchas itinerantes de gran calidad.

El domingo por la mañana a primera hora y a lomos de una bicicleta, nada más ideal que conocer el Rastro, un mercado en el que se han escrito capítulos muy interesantes de la vida madrileña. La vida nocturna es trepidante en la capital donde se pueden encontrar salas de música en vivo en las que se dan conciertos de flamenco, estos que conmueven a propios y extraños.

En 48 horas se puede comer al menos en dos restaurantes de referencia en el centro, que los hay y de gran calidad, y no dejar escapar la ocasión de disfrutar de un bocadillo de calamares, un placer gastronómico asequible a todos los públicos.

En otro viaje se podrán visitar monumentos emblemáticos y hacer visitas guiadas en ellos para conocer anécdotas y datos históricos y hasta visitar lugares como Toledo, una continuación histórica de la capital del reino, pero para ello se necesitan más de dos días.

Lo que está claro es que vale la pena, como también la vale realizar tours por una ciudad de la mano de guías apasionados y conocedores de ellas, algo que tiene muy en cuenta la empresa de referencia de Segway Madrid, que cuenta con un equipo que ama la ciudad y sabe transmitir este afecto y sus conocimientos sobre ella.