Compartir

La oferta de traductores autónomos y agencias de traducción españolas es extensa y, por ello, resulta muy difícil elegir una agencia de traducción profesional. Estos cinco consejos le ayudarán a identificar las mejores empresas de traducción españolas.

          1. Traductores nativos del idioma al que traducen

Desconfíe de las agencias que no trabajen únicamente con traductores nativos. Un traductor profesional debe traducir a su idioma materno.

          2.- Traductores profesionales con una carrera universitaria en Traducción

Aunque sea obvio, es preciso resaltar que no basta con conocer dos idiomas para ser traductor. La traducción se estudia en la universidad durante años. Confíe las traducciones de sus documentos a traductores profesionales con estudios universitarios en Traducción e Interpretación, o a diplomados universitarios en otras disciplinas con sólidos conocimientos lingüísticos y capacitación específica en traducción. Las mejores empresas de traducciones solo admiten candidaturas de traductores profesionales con titulación universitaria superior.

          3.- Traductores especializados en las áreas sobre las que traducen

Existen multitud de especialidades dentro del sector de la traducción profesional. Un traductor técnico que traduzca textos médicos debe haber estudiado algún curso de especialización en traducciones médicas. Del mismo modo, los traductores financieros, jurídicos o científicos deben contar con sólidos conocimientos de las materias sobre las que traducen. Las agencias de traducciones exigen un proceso de selección de traductores especializados muy riguroso y demandan a los traductores que documenten su formación académica y técnica. Asimismo, los traductores deben superar complejas pruebas de traducción para demostrar su aptitud como traductores técnicos profesionales antes de pasar a formar parte de la base de datos de colaboradores de una empresa de traducciones profesional.

          4.- El proceso de traducción debe incluir una revisión independiente por otro traductor profesional. La principal ventaja que aportan las agencias de traducción que aplican las mejores prácticas es la garantía de calidad durante todo el proceso de traducción. Todo proceso de traducción debe incluir, al menos, dos fases obligatorias:

– La traducción de los textos por un traductor nativo con formación universitaria en Traducción y conocimientos técnicos.

– La revisión de la traducción por un traductor profesional diferente a fin de garantizar una traducción impecable.

Además, las mejores agencias de traducción incluyen otras fases adicionales para el aseguramiento de la calidad.

          5.- Calidad certificada por la norma ISO 17100

Las mejores agencias de traducción están certificadas conforme a la norma ISO 17100, el estándar internacional de calidad de la industria de la traducción y los servicios lingüísticos, que asegura la aplicación de las buenas prácticas dentro del sector de la traducción y detalla el perfil profesional que deben cumplir los traductores de idiomas y los revisores. Asimismo, este estándar de calidad solo permite que la empresa de traducción certificada colabore con traductores con más de años de experiencia.

Como conclusión, si busca la mejor agencia de traducción o desea encontrar una empresa de traducción profesional con todas las garantías de calidad, tenga presente las recomendaciones que resume a continuación Francisco Fernández, gerente de LinguaVox: “Asegúrese de que su proveedor de servicios de traducción colabore únicamente con traductores que traduzcan a su lengua materna, estén diplomados en Traducción e Interpretación, cuenten con sólidos conocimientos de las disciplinas sobre las que traducen, y atesoren más de cinco años de experiencia en el sector de la traducción profesional. Asimismo, exija que el proceso de traducción incluya una revisión exhaustiva por un revisor profesional para garantizar una traducción sin errores. Y, por último, pida que le muestren los certificados de calidad ISO 9001 e ISO 17100“. LinguaVox traduce todo tipo de documentos a más de 150 idiomas desde finales del año 2000.