Compartir

Frontier Developments se caracteriza por hacer juegos de estrategia ambientados en temática de parques de atracciones de gran calidad y aprovechando la salida en cines de la nueva película de Jurassic World, sale a la venta el juego ambientado en estos bichitos (o bichazos) fruto de la mezcla genética y la mano del hombre.

En Jurassic World Evolution seremos el gestor de parques de atracciones en Las 5 muertes, un complejo de cinco islas en los que tendremos que planificar, edificar y llevar a buen puerto 5 parques temáticos, uno en cada isla, a cada cual más complicado.

Ian Malcolm, personaje de las películas nos irá guiando en el duro trabajo que es lograr que triunfe lo que el doctor Hammond no pudo, un parque temático de dinosaurios. Pero tendremos un enemigo subyacente que no se ve a simple vista pero que nos va a hacer la vida imposible: La Madre Naturaleza.

Cada una de las 5 islas tiene un clima y unas condiciones diferentes, pero obviamente no están desbloqueadas al iniciar el juego si no que tendremos que ir cumpliendo objetivos para pasar al siguiente archipiélago pero con una novedad: La isla que dejamos atrás se queda en Stand by para que volvamos cuando queramos y podamos aplicar los nuevos avances que hayamos conseguido en los posteriores niveles.

Debemos hacer un parque viable económicamente aunque realmente la profundidad en este campo no es demasiada. Poner tiendas para nuestros visitantes para que puedan hacer gasto y poco más. En este aspecto este juego se nos queda pobre, echamos de menos la variedad en la gestión económica que había en otros juegos de Frontier como Rollercoaster Tycoon, por ejemplo. Esperamos que desde el estudio tomen nota y vayan añadiendo, de forma gratuita, por supuesto, todo tipo de atracciones y mayor gestión en este aspecto.

La profundidad del juego está en la creación de dinosaurios. Y justo en esto está la dificultad del juego. Tenemos a nuestra disposición infinidad de especies de dinosaurios, por cierto, ninguno volador ni acuático, que tendremos que ir desbloqueando a medida que vayamos encontrando su genoma en distintas excavaciones que hay repartidas por el mundo. Los hay carnívoros y herbívoros y esto nos da una idea de cómo tienen que ir ordenándose cada uno. Pero aquí entra el factor de la madre naturaleza y del carácter de cada uno de estos bichitos. El secreto de Jurassic World Evolution es tener contento, es decir, con el factor de comodidad al 100%, a cada dinosaurio y para eso cada uno de ellos te va a pedir primero de todo comida y bebida. Tendremos que construirles comederos de plantas o de carne o de animales vivos e ir renovándolo cada vez que se acabe o se corrompa la comida. Tendremos que darles de beber con estanques de agua. Luego entran más factores como el espacio que necesita cada uno, el área de bosque o de pradera o el número de dinosarios con o que puede convivir.

En nuestra primera partida elegimos tener a todos nuestros dinosaurios juntos, sin distinción, aprendimos tras una pelea entre un Triceratops y un Ceratosaurio que no es bueno juntar a carnívoros con herbívoros. Hay que planificar el espacio de cada uno y para eso el juego no nos deja avanzar o pausar el tiempo, va todo a tiempo corrido y es algo que nos ha dejado un poco fríos.

Si el dinosaurio no tiene comodidad suficiente entonces se escapará del recinto vallado y aquí entran dos unidades primordiales en el juego: Los helicópteros de la UCA que se encargan de sedar a los dinos y los helicópteros de transporte que los llevarán, una vez sedados, al recinto que elijamos o directamente a vender a otro parque. Y el otro elemento son los guardas que se encargarán de tareas como arreglar desperfectos de tormentas o vallas rotas o de cambiar el alimento de los comederos de los animales. Ambos vehículos los podremos utilizar nosotros e incluso tomar el arma para sedar o curar, dependiendo de cada vehículo.

Para ir añadiendo mas dinos al inventario tendremos que conseguir al menos un 50% de su genoma e incubar a cada dinosaurio tiene un coste que puede ir subiendo si vamos introduciendo variables genéticas para tener mejores animales, más longevos, más agresivos o de distinto color.

Todo ello se consigue a base de investigación. Tendremos en el laboratorio distintas opciones de investigar curas para los dinosaurios, edificios nuevos, mejoras de edificio, más porcentaje de acierto de nuestras unidades…

Algo muy importante en un juego de estrategia, sobre todo en consola, es el control y Jurassic World Evolution ha planificado magistralmente el control del juego con el mando con una barrita a la izquierda que nos hace de menú y con atajos con LB y RB de los helicópteros y los guardas. Si perdemos alguna partida, realmente no podemos echarle la culpa al control porque es de los que mejor se han implementado en consola.

Gráficamente el juego cumple con creces y no nos hemos topado con ningún fallo gráfico ni caída de rendimiento. Es un placer poder acercar la vista al dinosaurio y observar todas sus peculiaridades. Hasta la fecha es el juego de esta franquicia que mejor los ha reflejado con todo lujo de detalles.

Al ser un juego con licencia de Jurassic World incorpora la banda sonora de la película, las estructuras de la película y estaremos inmersos en ese universo de ciencia ficción como si estuvieramos viendo el largometraje.

A pesar de sus limitaciones de gestión económica, si eres fan de las películas de Jurassic Park o Jurassic World y de la estrategia, tienes un juego quita-horas impresionante. Pasar las horas observando el comportamiento de los animales da una sensación de vida real que nos ha dejado perplejos. Jurassic World es un juego muy divertido, con su dificultad, eso si, ya que si no solucionas rápido un fallo, se puede generar un caos digno de Hollywood, pero que hará las delicias de los amantes del género. Compra recomendada para cambiar un poco de los juegos de siempre.