Compartir

El género de los puzzles está sobrecargado por algunos gigantes ya establecidos en el mercado como son los Puyo Puyo, los Tetris o todos esos juegos en los que enlazar varias figuritas de colores para hacer líneas e ir eliminándolas de la pantalla. Por eso cuando llega un nuevo elemento a este mercado, es recibido con los brazos abiertos, y si además trae novedades y es algo diferente en un género en el que ya poco queda por inventar, hasta saltamos de alegría.

Sushi Striker es justo eso: Algo nuevo, diferente y sobretodo muy adictivo. Se nos han pasado tardes volando jugando a este juego sin darnos cuenta.

Nintendo nos trae un juego en el que la historia es un desternille contínuo. En resumen un imperio ha prohibido el consumo de Sushi a la población y nosotros, encarnando a Musashi, un chico o una chica, según nuestra elección, tendremos que derrocar a esta república dictatorial que deja sin este placer de pescado crudo a los pobres habitantes.

La fórmula es sencilla pero con muchísima profundidad: Tendremos que apilar platos del mismo color, los máximos posibles y lanzárselos a nuestro rival, para eso tendremos tres cintas por donde van pasando los platos cada uno más una de color verde que es compartida para ambos contendientes. Los movimientos para apilar las vajillas deben ser realizados con platos anexos sin que haya otro de por medio y con 7 segundos máximo cada movimiento. Por supuesto las cintas siguen moviéndose y nos pueden hacer encadenar o perder platos si no somos rápidos pensando y sobre todo actuando.

La estrategia es básica y para eso contaremos con los llamados Genios del Sushi que son unas criaturas que nos otorgarán bonus de tal manera que podemos cambiar la táctica de juego y según los que elijamos, que podemos poner hasta 3 a la vez, que nos activarán habilidades durante la batalla, manipularán los platos que circulan por las cintas o potenciarán nuestro ataque. Otro factor que hay que tener en cuenta es que cuando hayamos colocado 5 montones de platos, si apilamos uno más, el montón que más tiempo lleve en la pila será lanzado contra nuestro enemigo, con lo que el factor táctico y nuestra capacidad de administrar el modo de juego serán esenciales. Y finalmente están unas pequeñas cápsulas, que si las enlazamos con el número de platos que nos requiere, nos otogará algún bonus como el relleno automático de la barra de festival, una barra que cuando se llena, ofrece a nuestro personaje más daño, mejor colocación de los platos y más calidad de estos, facilitando la tarea de derrotar al oponente.

Nuestros enemigos serán a cada cual más estridente haciendo parodias claras de los animes más famosos de japón y dejándonos una sonrisa en cada combate. El modo de juego llega hasta 140 niveles, que se hacen eternos porque ciertamente hay ya combates incluidos por rutina y se pueden hacer repetitivos, pero mirando la parte buena, nos dará incontables horas de juego. En una tarde no se termina Sushi Striker.

Podremos jugar también contra un amigo o en internet y para los más cerebritos se incluye el modo desafio de ingenio en el que el juego nos retará a vaciar las mesas de platos en 5 movimientos y con el reloj pisándonos los talones. En caso de que se falle se puede volver a repetir pero la disposición de los colores será distinta obligándonos a esforzarnos de nuevo.

Sushi Striker estaba pensado únicamente para 3DS pero al sacar su versión en su hermana mayor tal cual se ha cometido algún error de bulto. La forma de jugar está pensada para un Stylus o en su defecto con la mano en modo portátil en la Switch, que aunque a veces sea incómodo porque tapamos con la mano cierta parte de la pantalla, es admisible. Sin embargo jugar con el Dock es bastante incómodo ya que deberemos utilizar mandos para realizar los movimientos entre platos y no son todo lo fluidos y rápidos que a veces requiere el nivel del juego y puede llegar a frustrar que por una mala planificación de los controles se nos chafe una partida.

Sushi Striker: The Way of the Sushido cumple con su modo gráfico, tampoco requiere mucho potencial, sin embargo artísticamente es muy bonito y tiene un carácter que te cautiva. Se nota que se ha diseñado con mimo y se aprecia en pantalla a la hora de ver a los distintos personajes del juego.

El sonido y la banda sonora van muy acordes al tono desenfadado del juego y no desentonan en absoluto. Además está doblado a un correcto inglés y subtitulado al español, con lo que es ideal para toda la familia.

En conclusión Sushi Striker: The Way of the Sushido es un juego para todos los públicos, ideal para jugar en modo portátil para momentos de entretenimiento sin muchas más preocupaciones, tan solo divertirte, pasar un buen rato y no pensar en nada más. Es un soplo de aire fresco para el género del puzzle y recomendado eres fan de este género o si quieres algo original, bonito, divertido y adictivo y para toda la familia.