Compartir

Como cada año por estas fechas, el campeonato del mundo de Motociclismo está llegando a su ecuador y es momento de que en consolas nos den el relevo a nosotros para maquillar una realidad que para algunos puede ser de color rosa, o de color gris oscuro, dependiendo del piloto al que apoyemos.

Bandai Namco publica de nuevo el juego realizado por Milestone, un estudio italiano, concretamente de Milán, especializado en juegos de motos y coches de la talla de Ride, Gravel, MXGP, Sebastian Loëb Rally o desde 2013 la franquicia del mundial de motos.

MotoGP 18 llega con algunos cambios respecto a las anteriores entregas. El mayor y que más se nota es el nuevo motor gráfico que ha pasado a ser el Unreal 4 y que realmente le da más realismo a las carreras. Además se nota la utilización de drones para el escaneo de los circuitos dotándolos de más detalles que a simple vista pueden pasar desapercibidos pero que si nos fijamos, nos daremos cuenta de que cada trazado está representado tal cual es en la realidad.

Al comenzar conviene jugar el tutorial ya que para los que no están habituados a los juegos de motos, controlar este vehículo es más complicado que un coche. Nos damos cuenta rápidamente de que el manejo cambia y que hay que tener más pericia a la hora de tomar curvas, frenar, controlar la aceleración para que no se vaya la rueda de detrás o no entrar pasado de velocidad en una curva o estaremos en el suelo, aunque Milestone ha pensado en todo y ha puesto una serie de ayudas como son el frenado sin distinción entre rueda delantera y trasera y el control de tracción que nos facilitarán la vida. Además para los menos habituados tenemos las ya conocidas líneas de trazado que pueden colocarse solo en curvas, en todo el circuito o sin ellas. Y no queremos olvidarnos del rebobinado, que en caso de cometer un fallo, nos trasladará a antes de la acción para que podamos remediarla.

Como siempre tendremos varios modos de juego. El modo trayectoria es el que más chicha tiene aparte del online. Comenzaremos eligiendo un piloto de entre 10 caras posibles, su nombre, nacionalidad, apodo y número y tendremos un puesto en Redbull Road to MotoGP con motos de poca cilindrada en una minitemporada de 7 carreras en las que tendremos que hacer buenos resultados para conseguir que nos ofrezcan una moto en Moto3. Allí podremos mejorar la moto con una gestión realizada por nosotros mismos o dejándolo en manos del equipo. Según nuestros resultados, los objetivos serán más o menos exigentes y para ascender tendremos que ir ganando carreras y campeonatos. Así llegaremos a Moto2 y finalmente MotoGP. En todas las categorías están todos los pilotos fielmente representados y los 19 circuitos de la temporada 2018 exactamente diseñados como son en la realidad.

Para descansar o siempre que venga alguien a casa tendremos el modo Gran Premio en el que podremos correr una prueba completa desde los entrenamientos libres o ir directamente a carrera. Esta opción también está disponible en Trayectoria, al igual que la selección de la distancia de carrera. El modo contrarreloj nos podrá frente al cronómetro y tendremos que ir bajando tiempos para intentar hacer el record en los circuitos.

En el modo online podremos correr con personas reales y bots de manera fluida y sin apenas lag en lo que hemos podido probar. Sin embargo todavía no está disponible el campeonato eSport, que próximamente se abrirá para todos aquellos jugadores que quieran competir por algo más que por el honor.

En cuanto a mejoras en el realismo se han introducido desgaste de neumáticos, que hemos podido comprobar en carreras largas que hay que ir muy suave con el acelerador o a partir de que degradan las gomas te vas al suelo a la mínima que te pases con el acelerador. También han introducido un sistema de daños de la moto que nos ha dejado bastante fríos ya que en una carrera nos hemos caído varias veces de manera grave y el juego ha recolocado la moto en carrera y hemos seguido como si nada, cuando se supone que si te caes, el 99% de las veces estás fuera de carrera. Irán puliendo el sistema porque realmente no sabemos muy bien las variables de la rotura de la moto.

Los pilotos y sus motos están fielmente representados así como los trazados, aunque echamos de menos más personalización a la hora de crear a nuestro piloto. Se nota el cambio de motor, se nota más sensación de velocidad encima de vehículo pero no es un cambio demasiado grande con ediciones anteriores.

Si te gusta realmente MotoGP y tu sueño es correr con Márquez, este es tu juego. Al igual que si quieres un juego de motos casual. MotoGP 18 es una gran opción de las mejores del género que hay ahora mismo en el mercado a pesar de sus pequeños fallos, compensado con sus grandes ventajas.