Compartir

Desde unas vacaciones de verano, hasta una escapada de viernes a domingo, pasando por unos días durante la Semana Santa… Las ocasiones en las que podremos disfrutar de una vivienda en la playa son numerosas y prometen una buena dosis de ocio y relax. Asimismo, el panorama inmobiliario actual invita al optimismo y a la compraventa: las viviendas prometen revalorizarse a largo plazo y los precios del alquiler se elevan, aumentando la rentabilidad. A continuación, sugerimos algunas recomendaciones a la hora de adquirir un piso en la costa.

Conoce el mercado: suelo, compraventa y rentabilidad

Basta con consultar las principales cifras de recuperación del sector para constatar que, junto a las grandes ciudades, las regiones costeras concentran el protagonismo inmobiliario. Así lo confirma la entidad de tasación Tinsa: el precio del metro cuadrado sube un 6,4% en la zona mediterránea y un 9,4% en los archipiélagos.

Los datos de la compraventa, otro de los principales indicadores, tampoco dejan lugar a dudas: el pasado mes de febrero, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía registraron incrementos interanuales superiores al 18%, según publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por su parte, las transacciones en Canarias experimentaron un crecimiento del 31%.

Del mismo modo, tendremos presente un tercer factor: la rentabilidad, definida como el coste de la propiedad, dividido por los ingresos de la renta mensual. Es decir, se trata de anticipar cuál sería el rédito obtenido de nuestro piso en el caso de que lo alquiláramos. En este sentido, tal y como afirma Sociedad de Tasación, durante el primer trimestre de 2018 la rentabilidad se situó en un 8,2%.

Estudia la oferta y compara en Internet

Después de revisar las cifras anteriores, ha llegado el momento de lanzarse en busca de la casa ideal. Nos hallamos ante una difícil misión, dada la ingente oferta, si bien existen herramientas muy útiles a nuestro alcance. Es el caso de los portales online especializados en oportunidades habitacionales: Vibbo, Idealista, Fotocasa, etc. Entre ellos destaca la venta de casas en Haya.es, la web de Haya Real Estate. En ella, un útil buscador por criterios (precio, dimensiones, ubicación, etc.) da acceso a las principales características e imágenes de los activos comercializados.

Valora el clima, la zona y la orientación

Más allá del precio o las características de la propia vivienda, analizar el entorno de cada piso es un factor clave durante la búsqueda. En este sentido, existe una lista de aspectos positivos que deberíamos buscar en nuestra nueva ubicación (al menos, algunos de ellos deberían cumplirse): cercanía con respecto a nuestra primera vivienda, presencia en la zona de amigos o familiares, facilidad de acceso, medios de transporte, servicios como hospitales o supermercados, restaurantes, oferta de ocio y cultura… Además, es conveniente estudiar la orientación del inmueble y el clima a lo largo del año.

Asegúrate de que la vivienda tiene todo lo necesario

Por último, es imprescindible comprobar que nuestro futuro piso esté bien equipado; solo así podremos sacarle el último partido. De este modo, las zonas comunes con piscina, gimnasio o pistas deportivas son siempre un punto a favor. No obstante, también podremos crear nuestros propios espacios en un patio privado o jardín: una sección con barbacoa, una piscina hinchable o una zona destinada a juguetes infantiles.