Compartir

Nintendo sigue apostando por recuperar juegos esenciales y traerlos a Nintendo Switch para que el que se los perdió pueda recuperar el tiempo perdido y para el que los disfrutó, pueda rememorar viejos tiempos con el contenido completo y este vuelve a ser el caso de Hyrule Warriors en su versión definitiva.

Los desarrolladores no son otros que Omega Force y Team Ninja bajo el techo de Koei Tecmo, el estudio que se encarga de la serie de Dynasty Warriors, los juegos de género Musou, es decir, estilo machacabotones que pone al protagonista en un escenario con cientos de enemigos en pantalla, como en una batalla real, y tendremos que cumplir los objetivos que nos marquen, todo a un ritmo frenético.

Pues ellos se encargó de trasladar su estandarte de Warriors a los mundos de Zelda creando un juego espectacular para Wii U y posteriormente para Nintendo 3DS, pero para los cientos de jugadores nuevos hacía falta transportarlo hasta la consola actual de Nintendo con todos sus DLCs al completo y alguna novedad más con respecto a sus versiones anteriores, aunque viene a ser prácticamente el mismo juego ya aparecido.

El juego nos pone en la piel de un héroe del universo Zelda que en un campo de batalla cerrado, tendrá que derrotar al equipo enemigo conquistando plazas o bastiones y derrotando a jefes finales, todo ello con el encanto de la saga de Nintendo. Todo ello va pasando por nuestra pantalla con gran fluidez con unos 60 fps constantes y 1080p en el dock y 30 fps en su versión portátil.

Tendremos todos los mapas aparecidos en las versiones anteriores y en el contenido descargable y hasta 29 personajes jugables. Las novedades vienen en los skin de la version de Breath of the Wild introducidas para Link y para Zelda. Pero no contaremos con todo esto en un principio, para ello tendremos que jugar el modo leyenda que es el modo principal con una serie de capítulos con las misiones antes mencionadas en distintos mapas. Tras ir completándolos nos irán desbloqueando nuevos personajes, armas, skins, etcétera con una historia que nos dará para más de 20 horas de juego pero que se puede alargar a 200 si queremos sacar todos los desbloqueables.

En el modo libre podremos arrasar oleadas de enemigos con los personajes que deseemos y tengamos en el inventario y en los mapas que deseemos.

El modo nos traslada a un mapa de Nintendo con varias casillas, por las que deberemos ir avanzando. Cada casilla es un mapa con unos objetivos y unas condiciones de victoria para conseguir distintos premios.

Por último tenemos que hacer mención al modo cooperativo en una misma consola con dos mandos que hará más ameno y fácil el juego con un amigo.

En conclusión Hyrule Warriors es un imprescindible para aquellos recién llegados a Switch y que no pudieron disfrutar del juego en sus anteriores versiones. Realmente no ofrece novedades más alla de incorporar toda la parte descargable de pago y las incorporaciones de Breath of the Wild, pero más allá de eso, no hay nada que no hayamos visto ya. También echamos de menos un modo multijugador online y con otras consolas

Si quieres un juego en el que descargar adrenalina a base de mamporros y disfrutar sin otras preocupaciones y además eres un enamorado del universo de Zelda, dale una oportunidad a este Hyrule Warriors: Definitive Edition porque no te va a decepcionar y vas a tener juego, por todos sus modos, para muchas horas y tardes