Compartir

La domótica te permitirá vivir de una forma mucho más confortable, por ello, a la hora de construir o decorar tu hogar has de añadirla como parte fundamental. Controlar la iluminación y automatizar las tareas rutinarias desde un mismo lugar es sólo un ejemplo. Además, gracias a la domótica, podrás instalar y controlar sistemas de seguridad más fiables y efectivos.

La domótica puede formar parte de todas las áreas de tu hogar: la cocina, el baño, el salón, el dormitorio, absolutamente cada rincón de tu casa puede mejorar con su uso. Prueba de su creciente importancia y eficiencia es que la mayoría de viviendas de lujo ya están ocupándose de incluirla en sus proyectos de decoración.

Si quieres vivir en una Smart House, has de contar con una empresa especialista en proyectos de lujo que se ocupe de la decoración y diseño completo de tu hogar: cocina, baño, armarios, así como el audio y vídeo, entre otras cosas. Un ejemplo de este tipo de trabajo es la empresa www.espaciohdg.com , su metodología de trabajo parte del cuidado de todos los detalles en cada una de las fases. Su filosofía de trabajo se basa en ocho pilares fundamentales: la definición del proyecto, especificaciones iniciales, planificación, producción, control de calidad, logística, montaje e instalación y asistencia post-venta, incluyendo la domótica como parte integrante del proyecto.

Por qué vivir en una Smart House

Una de las razones más básicas es porque va a mejorarte y facilitarte la vida, por ejemplo, podrás poner el horno a funcionar de manera automática, regular la temperatura de tu casa, o podrás recibir un aviso en el móvil si se detecta algún problema con la iluminación y no estás.

Lo único que necesitas es una conexión a internet, puesto que es a través de la Red que funciona esta tecnología. Por otro lado, también es una señal de que la sociedad va mejorando, puesto que, al integrar las nuevas tecnologías en la vida diaria, no sólo mejoramos nuestras vidas, sino también la de los demás.

Los estudios demuestran que este tipo de viviendas crecerán hasta un 30% hasta el año 2020. Para esa fecha se esperan nada más y nada menos que 700 millones de hogares conectados. Esto supone un gran avance para la calidad de vida de los usuarios de ahí que cada vez más personas deciden que forme parte de sus proyectos de decoración.

Otra de las razones por las que vivir en una Smart House es el ahorro energético gracias a la gestión inteligente de todos los elementos de la casa. Si se puede conectar, se puede gestionar, así que la luz, la calefacción, el agua, los electrodomésticos, el riego, etc., todo ello puede ser domotizado. Tendremos bajo control todos los consumos desde cualquier parte con sólo usar nuestro teléfono móvil.

En lo referente al ocio y el tiempo libre: cosas como ver la televisión en varias pantallas, o la distribución de información multiplataforma incluso sin estar casa, serán no sólo posibles sino divertidas. También podrás hacer la compra a través del frigorífico sin salir de la cocina mediante una pantalla instalada en la puerta del propio electrodoméstico. Como ves, la tecnología al servicio de las personas es un complemento perfecto para un hogar diez. Si bien hoy en día es un concepto de lujo, con el paso de los años, se convertirá en una necesidad de toda sociedad avanzada.

Otro de los avances importantes que proporciona es la accesibilidad, puesto que permite la construcción de viviendas que se adaptan más y mejor a las necesidades de personas con discapacidad, permitiendo, por ejemplo, solicitar tele-asistencia de forma urgente. Poder controlar todos los componentes del hogar es una enorme ventaja para las personas con discapacidad, puesto que les proporciona una comodidad y seguridad muy por encima de sus expectativas habituales.

Otra ventaja es la que hace referencia a la seguridad y comodidad, la instalación de sistemas domóticos para viviendas no supone tener que derribar todas las paredes para la instalación de eternos cableados, puesto que existe la domótica inalámbrica. Además de no necesitar de engorrosos cables, puedes acceder a pequeños dispositivos inteligentes por poco precio.

Su instalación tanto en viviendas particulares, como en edificios, antiguos o de nueva construcción, aprovechan la red eléctrica y las tecnologías inalámbricas como medio de transmisión por lo que su precio es bastante asequible. Eso sí, es imprescindible contar con profesionales que nos den garantías en cuanto a experiencia y satisfacción en el sector. Para ello lo mejor es conocer sus proyectos y ver si se adaptan a nuestras necesidades.

A modo de conclusión, diremos que no sólo el diseño y la decoración del hogar son elementos imprescindibles, sino que, a partir de ahora, las casas inteligentes son la opción más acertada para aumentar nuestro confort.