Compartir

Sí, lo sabemos, te levantas cada día por la mañana, haces tu aseo personal y después viene el gran problema: ¿Qué me pongo? Por más prendas que haya en nuestros armarios, la pregunta siempre es la misma. Hoy, te ayudaremos un poco con eso. Vamos a estudiar algunas combinaciones que te pueden favorecer para estar a la moda y muy cómoda cuando vas al trabajo. ¡No pares de leer!

Planifica comprar siempre en las mejores tiendas

De aquí parte un punto fundamental. En ocasiones no atinamos en las tiendas correctas para hacer nuestras compras, por lo que adquirimos productos de dudosa calidad y que no están vigentes en los momentos actuales. Por ello, la primera recomendación será siempre buscar opciones de trayectoria en el mercado, que ofrezcan los mejores productos, precios competitivos y diseños siempre a la moda.

Una buena idea sería aprovechar la tienda online de Polinesia, te ahorrarás largas caminatas en centros comerciales, podrás observar mayor variedad de productos desde la comodidad de tu hogar y comparar sus modelos con las últimas tendencias.

Planificar para escoger

La comodidad durante el día irá muy vinculada a las gestiones que deban hacerse. Por ejemplo, no aplicarán las mismas medidas para estar todo el día sentada detrás de un ordenador, para ir de un sitio a otro entre reuniones, o visitar inspecciones a un campo de construcción.

Sin embargo, ninguna de las tres opciones debería influir para andar desarregladas. En todo caso, lo ideal es realizar una adaptación. Quizás sería más conveniente usar tacones cuando vayas a pasar el día en la oficina y no para ir a inspecciones a un campo. Pero, esto también irá en torno a los gustos de cada quien. Ya es bien sabido que hay mujeres que no pueden dejar de lado los tacones ni para ir a la playa.

Para los días fríos

En estos días la situación es un poco más fácil porque los complementos como un buen suéter o una chaqueta bonita te ayudarán mucho. Además, te permitirán sentirte muy bonita, protegida y siempre cómoda. En muchas oportunidades, las tendencias se hacen con colores mates, con tendencia hacia lo oscuro como el gris o el café. Con relación a esto, podemos proponer estos dos modelos:

Modelo 1: Casual y chic

– Pantalón negro de mezclilla.
Camisa manga larga ajustada al cuerpo en el color que prefieras, pudiendo escoger entre un verde acuoso o un rosa pálido.
Abrigo largo color gris.
Puedes jugar con los zapatos, quizás unos de tacón alto color negro o unos grises claros con estampados grises oscuros bajitos. Ambos te sentarán muy bien.

Modelo 2: Dinámica y divertida

Es un error pensar que los vestidos largos son solo para fiestas de gala. Pues bien, esto no es así. Los vestidos largos pueden representar una bonita y cómoda opción para ir al trabajo. Al mismo tiempo, para estos días de invierno, son convenientes para mantener la mayor parte del cuerpo abrigada. Solo bastará con combinar un bonito vestido con algún abrigo del que dispongas, preferiblemente que llegue hasta la cintura, como una chaqueta. Para los zapatos podrías considerar unos cerrados de tacón alto.

Para los días de verano

Para estos días es otra la historia. En ocasiones parece como si el calor no terminará nunca y la piel se desgasta por minuto. Por eso, es imprescindible escoger acertadamente cada prenda. Lo ideal es que sean ligeras, ventiladas y, preferiblemente, de colores claros. Para estos estilos se usará algo más desenfadado, orientado más bien a la moda joven.

Modelo 1: Elegancia refrescante

Para ocasiones en que debas asistir a muchas reuniones y estar corriendo de un lado a otro con un buen sol en el cielo, te recomendamos utilizar una combinación sencilla como esta:

Pantalones de tela con estampado. Un tipo de prenda como esta en colores sobrios como blancos y negros te podrá ayudar a resolver más de una situación.

Una camisa de mangas de vuelo sencilla y cómoda, en algún color pastel. Puede ser de seda o shiffon.

Zapatos abiertos de tacón mediano, preferiblemente cuadrado. Este tipo de zapatos te ayudarán a estar más fresca todo el día.

Modelo 2: Clásica y deportiva

Usar zapatos deportivos no es sinónimo de estar desaliñado. Hoy en día, muchas combinaciones pueden aceptar el uso de estas prendas. Incluso, con vestidos, aunque a muchas no les parezca algo natural. En todo caso, apostamos por algo clásico como el uso de jeans:

– Pantalones de jeans del color de tu preferencia.
– Camiseta sin mangas con tiros gruesos de tela estampada y ligera.
– Zapatos deportivos.

Los complementos

Al final, sea cual sea tu estilo, es necesario considerar que nos dirigimos a un centro de trabajo y que la buena presencia es imprescindible. Los modelos presentados hoy en este artículo surtirán mejor efecto si se acompañan de otros detalles como accesorios, bonitos peinados y maquillajes acordes. De la misma forma, conviene tener, al menos, una cartera adecuada para cada momento. Tómate el tiempo de organizar lo que tienes y armar tus propios outfits.