Compartir

El controvertido director danés Lars Von Trier ha vuelto, y al parecer su última cinta no ha dejado indiferente a nadie.

La proyección de “The House That Jack Built” en el festival de Cannes causó indignación por la forma “sádica y vomitiva” en la que el protagonista (Matt Dilon), un asesino en serie, mata y mutila a mujeres y niños.

El director se mostró encantado de que la gente abandonara la sala por no poder soportar las imágenes. “Si matas a un niño, esto tiene que ser inquietante”, afirmó.