Compartir

De sobra son conocidos el monoxidil y la finasterida, dos tratamientos que frenan la temida caída del cabello. Pero su efectividad no es siempre positiva, depende de cada caso, y además los pacientes que se someten a ellos suelen padecer modestos efectos secundarios.

Pues bien, un equipo de médicos de la Universidad de Manchester, parece que han encontrado algo parecido al elixir de la felicidad, un remedio que no presenta estos inconvenentes, tal y como informa la 'BBC'.

El nuevo fármaco, WAY-316606, suele utilizarse en casos de osteoporosis, y entre sus efectos secundarios está el de que hace que el pelo crezca. WAY-316606 frena la producción de la proteína  SFRP1, que es la responsable de que el cabello de las personas deje de crecer, y aparezcan los claros en nuestra cabellera. 

Los expertos utilizaron esta sustancia en una serie de cultivos folículos, los mismos que se utilizan para realizar trasplantes. El resultado fue asombroso y los pelos crecieron y se desarrollaron de forma notable

Por el momento es pronto para que los alopécicos lancen las campanas al vuelo, pero tras las primeras pruebas, los resultados son esperanzadores.