Compartir

El talento, la experiencia laboral y la formación académica, muy a menudo, no son los únicos criterios que las compañías valoran a la hora de realizar una contratación.

Nacionalidad, sexo o físico son criterios también muy estudiados a la hora de entrevistar y, posteriormente contratar a una persona, por lo que en ocasiones se producen discriminaciones que nada tiene que ver con el rendimiento que, a futuro, podría producir dicho trabajador.

En España, IKEA ya ha puesto en marcha un proceso de selección 'anónimo', aún en fase de testeo en Madrid y Sevilla, de la mano de la consultora de recursos humanos digital The Key Talent. Dicho procedimiento elimina del currículum toda referencia personal -nombre, apellidos, sexo, nacionalidad, edad e incluso fotografía-, propiciando, así, que únicamente se evalúen las capacidades del candidato.

Gracias a esta nueva herramienta creada por la consultora de nombre AplyGo, la empresa de origen sueco pretende que su empresa contrate a los mejores profesionales, adecuándose de la mejor manera al perfil y la tarea que desempeñan. Una acción que ha sido recogida de manera muy positiva. De hecho, en la primera semana de su puesta en marcha se registraron más de 300 profesionales y, de las 18 entrevistas realizadas, 15 personas ya han sido incorporadas a la plantilla de IKEA… Se trata de una tasa de éxito superior al 80%.

Ventajas de implementar un currículum anónimo

En esta línea y, visto el éxito de esta acción, The Key Talent ha decidido recoger cinco de las ventajas de implementar el currículum anónimo en los procesos de captación del talento:

– Mayor transparencia: De esta forma, el proceso elimina cualquier criterio subjetivo y personal.

– Favorece la diversidad de perfiles: Elimina los estereotipos. Basarse sólo en el contexto laboral y la trayectoria profesional enriquece la plantilla con perfiles diferentes, pero complementarios.

– Mayor fiabilidad: La organización es la más beneficiada de implantar esta metodología: Sólo los mejores y más preparados obtendrán el puesto.

– Evita la discriminación: Al no tener en cuenta criterios 'subjetivos', cualquier persona puede alcanzar el puesto de trabajo, dado que se atiene a sus conocimientos y experiencia.

Favorece la búsqueda de empleo: El candidato pasivo, observando la transparencia y la igualdad de oportunidades, encontrará en este proceso un aliciente más para animarse a buscar trabajo convirtiéndose, así, en un candidato activo.

Mucho camino por recorrer

Aun así, todavía queda mucho camino por recorrer en este aspecto, ya que son varios los colectivos que continúan luchando contra las barreras discriminatorias. Por ejemplo, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre del año 2017, se conoce que las mujeres tienen una tasa de actividad más baja que los hombres (46,6%) y, además, una tasa de desempleo mayor (51,7% de las mujeres contra un 48,3% de los hombres).

Además, la edad también supone un gran escollo para muchas personas a la hora de encontrar trabajo. Casi la mitad de los jóvenes de 25 años está en paro, según el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España.

“Algunas áreas de Recursos Humanos subordinan el talento de los currículums que les llegan a otros criterios que poco o nada tienen que ver con las tareas que debe desempeñar el candidato, lo que es totalmente incongruente y juega en contra de la propia empresa”, señala el socio de la consultora de recursos humanos digital The Key Talent, José Luis Gugel.

Algo similar ocurre con los parados mayores de 55 años, de los que un 61% no ha sido ni siquiera llamado para realizar una entrevista de trabajo, tal y como explica una encuesta realizada por Fundación ADECCO. A pesar de buscar empleo de manera activa, estos dos perfiles de edad todavía son un inconveniente contra el que deben luchar.

Por estas razones las empresas acaban contratando perfiles muy estereotipados, que en muchos casos frenan el progreso de la propia compañía. Y es que la diversidad de los trabajadores con gran talento favorece la evolución y, por lo tanto, la expansión.

Sexo y edad no deben ser un impedimento para encontrar trabajo

En contraposición, The Key Talent ha colaborado también con otras empresas y organizaciones como Vodafone, realizando diversas acciones de inclusión. Así, la consultora también está implementando herramientas que permiten que diversos colectivos desfavorecidos a la hora de encontrar trabajo puedan derribar esas barreras que suponen un gran escollo tanto para los candidatos como para las compañías contratantes.

En esta línea, The Key Talent ha colaborado en el programa Vodafone ReConnect, con el que desde inicios del año 2017 están luchando por reincorporar en tres años a 1000 mujeres que han decidido pausar su carrera laboral por motivos personales que requieren de mayor flexibilidad horaria.