Compartir

La dermatología avanza a pasos agigantados. Los problemas que hasta hace unos años eran complejos de resolver se abordan ahora con técnica innovadoras, que proporcionan buenos resultados de forma rápida y duradera. Hablamos de tratamientos contra el acné o las arrugas y de soluciones avanzadas para la eliminar las células grasas sin necesidad de liposucciones.

La dermatología en Barcelona cuenta con centros de referencia que han sabido dar respuesta satisfactoria a miles de afectados por problemas en la piel. Las clínicas de la ciudad reciben visitantes de diferentes puntos de España y también del extranjero. Según datos de FITUR (Feria Internacional del Turismo), la dermatología es la especialidad médica más demandada entre los extranjeros que visitan España, seguida de la traumatología y la ginecología. Entre las razones por las que acuden a la Ciudad Condal, destaca la alta calidad de su medicina privada.

Criolipólisis en Barcelona

Los especialistas norteamericanos han impulsado un nuevo tratamiento para combatir las células grasas que ya ha llegado a Barcelona. Se trata de la criopólisis y es un método no invasivo que utiliza el frío para eliminar el tejido adiposo.

Según los investigadores de Harvard, las células grasas son especialmente sensibles al frío. A partir de esta evidencia, se han creado dispositivos que aplican bajas temperaturas a las zonas del cuerpo donde se acumula la grasa. El frío congela las células adiposas y provoca su muerte; el organismo se encarga después de eliminarlas de forma natural.

Los tratamientos de criolipólisis en Barcelona suelen reforzarse con ondas de choque que sirven para acelerar el proceso. La terapia es especialmente útil para eliminar la grasa localizada en caderas, nalgas, muslos, abdomen, brazos y pantorrillas. También tiene buenos resultados en la zona de la papada. Las sesiones duran unos 70 minutos y con solo dos tratamientos empiezan a observarse resultados visibles.

Tratamientos para el acné

Los nuevos tratamientos para combatir el acné permiten restaurar por completo la piel y evitan la formación de las características cicatrices. Las terapias combinan tres tipos de actuaciones distintas sobre la piel, que pueden adaptarse a las necesidades concretas de cada paciente:

Peeling con aire: esta terapia elimina las espinillas e impurezas mediante un procedimiento de succión. De esta manera, se evitan los posibles daños que se originan al comprimir o apretar la piel.

Terapia fotobiológica: la luz roja y la azul resultan muy tóxicas para las bacterias y permiten eliminarlas sin necesidad de antibióticos.

Láser DROPEED: este tipo de láser reduce el tamaño de las glándulas sebáceas, que el punto en el que se origina el acné.

Terapias antiarrugas
Los tratamientos con bótox (inyecciones de Vistable o Azzalure) han evolucionado hasta el punto de eliminar los efectos secundarios que se observaban a menudo en los pacientes. Las nuevas terapias inciden en la aplicación del bótox de manera muy superficial, para que se produzca una relajación de los músculos sin paralizar las estructuras profundas.

Los dermatólogos prestan una atención especial a los puntos en los que se inyecta el tratamiento. El objetivo es mantener la dinámica de la cara, de manera que la expresividad del paciente no desaparezca.