Compartir

1 Elevaciones de piernas en círculo

Una de las mejores maneras de ejercitar tus abdominales es trabajar suspendido de una barra. Muchos parques tienen zonas en las que podrás practicar este ejercicio. Dibuja círculos de lado a lado, manteniendo los hombros conectados y los codos con ligera flexión evitando que la cadera se mueva mucho.

2 Intenta tocar la barra con los pies

Colgado de la barra, intenta tocar la barra con los pies. Es muy importante que evites el rebote y el balanceo, la clave está en que frenes la bajada con tu abdomen y subas desde la zona abdominal hasta conseguir elevar tu cadera, asegura el entrenador personal y embajador de la marca de suplementación Cellucor, Alex Ghita. 

3 Tumbado sobre uno de tus lados

En la posición de cubito lateral con el hombro apoyado y los pies en el aire debes realizar encogimientos laterales. Al subir debes expulsar el aire y buscar la rodilla con el codo, siempre haciéndolo desde la zona abdominal y sin rebote.

4 Superman con apoyo del antebrazo y punta del pie contrario

Ponte sobre tu colchoneta y adopta la postura de Superman. Es una forma genial de ejercitar tus abdominales. Debes tener apoyado el antebrazo y la punta del pie contrario e intentar estirar el brazo que queda libre y la otra pierna. ¡Ojo! Mantén tu cadera en una posición neutra, ¡ahí está el reto!

5 Elevaciones de rodillas o bicicletas

Si te desenvuelves bien suspendido de la barra, prueba a elevar las rodillas flexionadas hacia los laterales, buscando acercarte al hombro contrario. Si eres más de suelo, prueba con las clásicas bicicletas, son una gran forma de marcar abdominales. Concéntrate en la técnica y trata de buscar con el codo la rodilla contraria mientras estiras la otra pierna.