Compartir

El concepto de armario cápsula se ha viralizado en los últimos años debido la autora japonesa Marie Kondo. En su libro “La magia del orden” habla sobre las claves de la organización para mantener un hogar despejado y libre de desorden, lo que según la autora evita quebraderos de cabeza. 

Despejar el espacio que habitamos incita a despejar también la mente, y todo esto puede aplicarse al armario. La moda es una forma de expresión. Mediante nuestro estilo mostramos más sobre quiénes somos y al igual que lo que llevamos dice mucho sobre nosotros, un armario desordenado puede implicar un desorden en nuestras vidas.

El método del armario cápsula consiste en seleccionar alrededor de 30-40 prendas por temporada, incluyendo zapatos y accesorios pero excluyendo pijamas, ropa interior y ropa deportiva. Los números varían dependiendo de quien hable del armario cápsula, la idea principal es que el número de prendas sea menor de 50, por ejemplo en invierno quizás necesitemos un armario cápsula de 50 prendas para incluir bufandas o gorros pero en verano puede ser suficiente con 30. Cada persona tiene unas necesidades distintas, por lo que recomendamos no tomarlo como una cantidad cerrada sino como un número orientativo y ajustarlo a nuestro modo de vida.

El cambio de estación y la llegada del buen tiempo pueden ser el momento idóneo para reorganizar el armario y probar el método del armario cápsula.

CÓMO SELECCIONAR LAS PRENDAS PARA EL ARMARIO

Hay que dedicarle tiempo, claro está. Una tarde de domingo, por ejemplo. Para empezar es recomendable sacar toda la ropa de los armarios y probarnos todo, podemos aprovechar esto para ir guardando la ropa de invierno, retirar abrigos y limpiar prendas. 

Después hay que empezar a seleccionar las prendas. Una idea es dividirlas en tres montones para empezar: prendas que nos queremos quedar, aquellas que están en duda y ropa para donar o reciclar. 

También es conveniente hacer una lista con las prendas que vamos seleccionando y apuntar en ella si consideramos que nos falta alguna para poder comprarla. La idea del armario cápsula es también la de reducir la compra de prendas, lograr un consumo responsable y darle una nueva vida a toda aquella ropa que no utilizamos, por ello no sería una buena idea formar un armario cápsula comprando absolutamente todas las prendas que queremos en él.

Esto es más fácil de seguir si aplicamos una sencilla norma: por cada prenda que entra, una sale.

QUÉ PRENDAS ESCOGER

A priori la idea de un armario cápsula puede resultar aburrida y repleta de prendas básicas, pero no tiene porqué ser así. Cada armario cápsula es distinto, unos serán casi en su totalidad de colores neutros y otros estarán llenos de estampados, aunque es cierto que una prenda básica siempre es más sencilla de combinar, da más juego y podemos marcar la diferencia combinándola con los complementos adecuados.

Debemos escoger prendas con las que nos sintamos (y nos sienten) bien, que podamos usar en diferentes combinaciones y que puedan aplicarse a los diferentes eventos de nuestras vidas (trabajo, fiestas). 

Por ejemplo, hay determinadas prendas que por sus infinitas posibilidades deberían estar en un armario cápsula: camisas blancas, vaqueros, bikers, chaquetas vaqueras, pantalones blancos…

PRENDAS PARA UN ARMARIO CÁPSULA SS 2018

La idea del armario cápsula puede asustar y al principio es fácil no saber demasiado bien cómo lograrlo. Os proponemos una lista con algunas prendas que todo armario veraniego debería tener. El resto del armario ya depende del estilo personal:

1. Camisa blanca
2. Vestido floral
3. Crop tops blanco y negro
4. Camisetas Oversize en colores neutros
5. Levi's 501, o unos jeans Mom Fit
6. Pitillos blancos y negros
7. Stilettos negros
8. Cazadora vaquera Oversize
9. Camiseta de rayas de manga francesa
10. Deportivas estilo converse, vans, nike air.
11. Cuñas de esparto
12. Un bolso marrón y otro negro, recomendamos un tote bag negro y un bolso de madera marrón, perfecto para el verano
13. Pañuelo de seda vintage (lo utilizaremos para peinados, cuello o como complemento de bolsos)
14. Un vestido largo blanco
15. Shorts vaqueros de tiro alto

Invertir en básicos es algo que compensa a largo plazo. Unos buenos jeans o una camisa blanca de buena calidad nos durarán años y no tendremos que renovarlos temporada tras temporada. 

Además, con el método del armario cápsula se agudiza el ingenio, probamos prendas de otras formas y puede ayudar a definir nuestro estilo.

Para ayudar en todo esto proceso, os dejamos también una plantilla para organizar las distintas prendas y combinarlas: