Compartir

Estamos experimentando la revolución de la liberación sexual que tanto ha costado alcanzar, aunque aún queda mucho camino por delante. No todo el mundo habla de sexo como si se tratase de algo natural, la gente sigue teniendo muchos prejuicios sobre el sexo, la masturbación, los vibradores y consoladores, o las preferencias sexuales consideradas ¨fuera de lo normal¨ como los fetiches o las orgías.

La revolución que está en pleno auge desde hace unos años es el uso de aparatos sexuales, ya sea para estimulación personal o para usar con otra persona. Cada vez más personas acuden a tiendas eróticas como vivesexshop para satisfacer sus deseos sexuales sin ningún tipo de prejuicio. Esto no ocurría con tanta normalidad hace algunos años, parecía que la única forma de entrar en una tienda así era hacerlo a escondidas, mirar a los lados y comprar rápidamente lo que deseabas. Una de las ventajas que nos ha traído Internet es que para personas que les sigue dando vergüenza efectuar una compra de este tipo, existen páginas web que se dedican a la venta de aparatos eróticos de manera online. Realizas tu pedido y la empresa lo manda a tu casa en el menor tiempo posible.

Los juguetes eróticos más demandados en la red

Los vibradores son el objeto estrella desde que aparecieron los juguetes sexuales. Según un estudio realizado en nuestro país en el año 2015, a mujeres de entre 26 y 30 años, casi la mitad de las encuestadas manifestó que fantaseaba con tener relaciones sexuales con personas de manera esporádica usando vibradores. Estos aparatos son muy versátiles ya que se pueden adaptar al tipo de relación sexual que desees. Hay mujeres que los usan sólo para darse placer a ellas mismas. Algunas prefieren un vibrador de un tamaño considerable para introducirlo en la vagina, pero otras consideradas digamos clitorianas les basta con un estimulador de clítoris. También las hay las que quieren una estimulación conjunta, vaginal y clitoriana.

Hay vibradores y consoladores para satisfacer todos los deseos sexuales, así como lubricantes para potenciar el placer y la satisfacción y disminuir posibles síntomas de dolor durante el coito. El Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana (EEUU) realizó un estudio basado en 2.453 mujeres de entre 18 y 68 años en el que resultó que las mujeres que usan lubricantes alcanzaban antes el organismo.

Importancia de tener un vibrador en casa

Los vibradores actúan como mediadores para estimular las relaciones sexuales en momentos un poco más apagados. Es un aliado de la mujer para que alcance más orgasmos y de mejor calidad, es decir, más intensos de lo normal. Además, no solo es beneficioso para la mujer, sino que desde el punto de vista del hombre también es un estímulo excitante durante las relaciones íntimas. Algunas mujeres tienen dificultades para llegar al orgasmo, solo lo consiguen algunas ocasiones, por lo que integrar una herramienta que estimula a la mujer para que llegué a la cumbre con más intensidad y rapidez también es un elemento excitador para el hombre al observar que la mujer está experimentando sensaciones nuevas. Los juguetes sexuales junto a la lencería erótica, son los complementos que más influyen para motivar sexualmente a la pareja.

No obstante, en los tiempos que corren no podemos centrarnos solo en la clásica pareja heterosexual, ya que existen diferentes tipos de orientaciones sexuales, y todas ellas usan juguetes sexuales. Las parejas homosexuales son grandes consumidoras de vibradores, sobre todo el sector femenino por motivos imaginables. La mayoría de las parejas lesbianas manifiestan que son casi imprescindibles durante las relaciones sexuales principalmente para experimentar el coito, pero también para crear nuevas fantasías sexuales y estimular el clítoris de su compañera. Para las parejas homosexuales los vibradores dejaron de ser un tabú hace bastante tiempo

En cuanto a las parejas heterosexuales, cada vez hay más mujeres que deciden adquirir algún juguete sexual siendo totalmente aceptado por sus parejas potenciando la creatividad e imaginación con el fin de una mayor satisfacción sexual mutua. Al contrario de las parejas homosexuales, generalmente los heteros siguen teniendo algún prejuicio con el uso de los consoladores. Algunos hombres consideraban, y siguen haciéndolo, que el uso de consoladores durante las relaciones puede disminuir su virilidad, ya que se convierten en un sustitutivo de su aparato sexual.

Sin embargo, el proceso de aceptación fue curioso. Las mujeres fueron las que descubrieron las ventajas y beneficios de usar juguetes sexuales para el uso privado y personal. Una vez se normalizó esta práctica, se extendió al uso de vibradores y consoladores con sus respectivas parejas o compañeros sexuales. Seamos claros, aunque algunos hombres se sintieran atraídos por la posibilidad de experimentar cosas nuevas, la mayoría se decidieron por el morbo de imaginar a sus mujeres estimulándose ellas mismas, sumándole fantasías eróticas y escenas de películas porno adaptadas a las nuevas tendencias.

En definitiva, los vibradores, fuera de competir con un pene erecto, se ha convertido en un mediador que ayuda a mujeres y a parejas a potenciar la excitación durante las relaciones sexuales.