Compartir

El gigante tecnológico surcoreano saca hoy a la venta un nuevo modelo de smartphone, el Samsung Galaxy J2 Pro, cuya característica principal es que no puede conectarse a Internet. 

El nuevo modelo está destinado especialmente a estudiantes que quieran evitar las distracciones durante la época de exámenes o a personas de edad avanzada que no hagan uso de la red, según informó Samsung a través de su página web.

El terminal es una versión básica de la gama Galaxy, tiene un diseño muy similar aunque sus características están claramente diferenciadas. Su precio de salida es de 185 dólares, unos 150 euros