Compartir

Hacía falta ya un juego de piratas en condiciones y aquí llega Sea of Thieves, con el regusto añejo de los Monkey Island, la magia que Rare acostumbra a poner en sus juegos y los sistemas de juegos modernos de Multijugador masivo online.

Bien es cierto que Microsoft no ha escatimado en pruebas con el juego ya que quería que el primer exclusivo de renombre del año estuviera a la altura y fuera un vende-consolas y en cierta manera lo ha conseguido.

Sea of Thieves no es otra cosa que la vida pirata 24/7. Eres un pirata que con su barco, ya sea una pequeña barcaza de una vela o un galeón de 3, ya sea en solitario o con 3 personas más, tendrá que ganarse el ser el pirata más temido de los mares del juego. Lo primero que nos hace elegir el juego es el personaje que tendremos. Entre multitud de personajes generados aleatoriamente por el juego y de ambos sexos, tendremos que elegir al que más nos guste. Más adelante podremos modificarle ciertos aspectos estéticos, pero el cuerpo que tenga será. Posteriormente nos saca en una isla en un Inmenso mapa y sin más indicaciones, nos lanza a la vida pirata. Será cosa nuestra el ganarnos las habichuelas.

Podemos hacer tres tipos de misiones, que al principio no costarán dinero del juego, pero que a medida que vayamos subiendo niveles en cada categoría (Acaparadores de oro, Orden de las Almas o Alianza Comerciante) irán costándonos monedas a la par que subiendo de dificultad y otorgándonos más recompensa.

Uno de los elementos básicos de este juego es la lectura de mapas, ya que los mapas y la brújula serán nuestra única forma de ubicarnos en el juego, así pues, las misiones de los Acaparadores de oro trataran de buscar un tesoro en una o varias islas según un mapa en el que aparece una X en dicha Isla.

Las misiones de la Orden de las Almas consiten en ir a cierta isla a derrotar a un capitán esqueleto que aparecerá tras haber destruido hordas de huesudos.

El gremio de comerciantes es el que ofrece misiones que más tienen que ver con la naturaleza ya que nos hará ir a buscar ciertos tipos de animales, enjaularlos y llevarlos a otra isla en un plazo de tiempo determinado.

Y todo esto navegando por un mar perfectamente simulado, hasta tal punto que se han dado casos de jugadores que se han llegado a marear con un mar encrespado. Y es que el agua está muy conseguida y hasta la fecha es la mejor representación en un videojuego, es un mar vivo, en el que nos podemos encontrar gaviotas, naufragios, tormentas y otros barcos de otros jugadores que en ese momento están jugando Online. También hay vida submarina con pececillos inofensivos, tiburones e incluso monstruos de la mitología marina que pueden dar al traste con nuestro buque.

La mayor parte del juego se pasa en travesía navegando y se pueden hacer muchas tareas en el barco, ya sea en equipo o en solitario como arriar las velas, orientarlas al viento, achicar agua con un cubo, beber grog hasta estar ebrio y vomitando, tocar la campana, cargar y disparar cañones… Las posibilidades de este juego, que está lleno de detalles, son infinitas. Y no todo es hacer misiones para ganar oro y reputación, también puedes ir buscando conflicto con otros jugadores, ya sea con tu equipo, en solitario o en Matchmaking aleatorio con desconocidos, las batallas navales en este juego son espectaculares, la física de sus cañones está perfectamente recreada y es una esperiencia única el decidir cómo atacar a otro barco, si abordando o a cañonazos.

Sea of Thieves ofrece una experiencia multijugador única que además inaugura una política muy acertada por parte de Microsoft, el incluir en el Game Pass los juegos de salida para todos los usuarios que dispongan de una suscripción, además sumado a que forma parte de Xbox Play Anywhere, esto congrega a millones de usuarios en torno a un solo mar.

Algo muy acertado por parte de Rare es que seas del nivel que seas, no tendrás ventaja con otros jugadores, la reputación sirve para mejores contratos y cambios estéticos en el personaje, su ropa, su barco y sus armas, pero el arma de un jugador novato y el de un experimentado es totalmente igual.

Sea of Thieves es un juego inclusivo, para todos los públicos y de todos los niveles. Merece la pena vivir la vida pirata ya que cada partida será diferente, siempre podrás hacer cosas nuevas, descubrir nuevas islas e incluso sumergirte para ver que se esconde en las profundidades marinas.

A pesar de ser un gran juego, un imprescindible que va competir cara a cara con otros juegos online multijugador tiene algunos puntos negativos que conviene recalcar porque se pueden solucionar, ya que el combate no es demasiado preciso a la hora de luchar con la espada y a veces los enemigos se pierden de vista y no se logra acertar en ellos. Otro punto negativo es que el juego puede ser que a largo plazo se quede sin contenido, aunque es cierto que ya hay raids marcadas con una calavera en el cielo pero las misiones normalmente no distan mucho unas de otras y el navegar tanto a veces se hace un poco pesado. En cuanto a los combates con otros jugadores humanos, se producen muy de vez en cuando y se echa en falta un poco menos de dispersión de jugadores en los mares, ya que no se encuentras barcos con frecuencia.

Más allá de estos pequeños inconvenientes, es un juego digno de probarse, y con el Game Pass de Xbox esto está al alcance de todos. Sea of Thieves es una revelación de este 2018, un juego diferente y original en una época en la que lo original brilla por su ausencia.