Compartir

Hace unos años aparecía Scribblenauts, un original videojuego de puzzles cuyo mayor tirón era el poder escribir cualquier palabra y por arte de magia, aparecía, ya fuera tenedor, caballo o casa de campo, lo que fuera, aparecía en pantalla y nos servía para resolver el problema que se nos presentaba.

Fueron pasando los años e iban saliendo secuelas de Scriblenauts con más palabras y más añadidos como el modo de Super Héroes, podías escribir Batman y aparecía el hombre murciélago… Pero sin nada que le diera otro punto, solo más rompecabezas y nuestra imaginación para superarlos, y claro, la fórmula se ha ido agotando.

Ahora nos llega Showdown de la mano de Warner Bros Interactive Entertainment, una vuelta de tuerca a la serie de Scribblenauts publicada para Xbox One, Playstation 4 y Nintendo Switch.

En este videojuego nos vamos a encontrar varios modos de juego con más de 25 minijuegos entre los que podemos repartir platos de comida al estilo de los juegos retro en los que en cada barra van llegando clientes y hay que ir dándoles el plato y recogerlo cuando acaben sin que se caiga, recoger objetos con una alfombra mágica, volar con un objeto al estilo de un juego de plataformas en el que no podemos chocarnos con los objetos o ir recogiendo objetos con una nave espacial y depositándolos en un agujero negro.

Estamos hablando todo el rato de objetos y esto es porque esos objetos los escribiremos nosotros. El juego nos da una letra inicial y tendremos que escribir algo que empiece con esa letra, si es con la D, pues dinosaurio, dado, dinamita… lo que se nos ocurra dentro de las más de 35.000 acepciones que se incluye.

En cuanto a los controles, los minijuegos tratan de mover los sticks y pulsar algún botón sin mayor dificultad, sin embargo la forma de escribir las palabras si nos ha llamado la atención ya que nos presenta una esfera con distintos apartados que contienen 4 letras cada uno, para escribir tendremos que seleccionar una rueda y con el botón, en este caso de Xbox One, A, X, Y o B y en el caso de las otras consolas el correspondiente, elegiremos la letra, muy al estilo de la forma de escribir en móviles anteriores a los Smartphones.

3 modalidades nos presenta el juego para elegir: En el primer modo tendremos una partida cara a cara contra otro jugador o contra la IA con 3 dificultades en los más de 25 minijuegos. Podemos elegir el tipo de minijuegos, ya sea de rapidez, de palabras, de ambos o un juego concreto elegido por nosotros, y también el número de rondas.

En el segundo modo, llamado Duelo, jugaremos contra hasta 3 contrincantes más nosotros, humanos o contra la IA en un juego de tablero en el que se han introducido cartas que introducirán la estrategia en la mecánica. También se estarán jugando minijuegos según la carta que nos toque. El objetivo es llegar al final del tablero.

Ya en el último modo, Modo Abierto, es lo más parecido a los anteriores Scribblenauts. 8 niveles exclusivos en los que resolver los problemas que le vaya surgiendo a la gente y donde el límite es nuestra imaginación ya que podremos crear cualquier cosa. Un modo para jugar solo o con un compañero y partirte de risa con las infinitas opciones de creación.

Como aliciente tenemos la posibilidad de desbloquear personajes según vayamos jugando y ganando premios o comprar partes del cuerpo para crearnos nuestro propio avatar Scribblenaut con los millones de combinaciones posibles usando las Starites, las monedas del juego en forma de estrella que se consiguen jugando a los distintos modos.

A falta de Mario Party u otros juegos similares, este Scribblenauts Showdown es una buena opción como Party-Game, además está traducido completamente al español y el límite de creatividad está en nuestra imaginación. El ambiente que luce es el de Scribblenauts de siempre y los fans de la saga no van a encontrar nada extraño en su fachada. Es un juego ideal para niños.

Como parte negativa es lo poco que le dura la originalidad y comienzan a repetirse los minijuegos, con lo que le resta diversión al juego transcurrido un rato. Como bien hemos dicho, cumple la función de Party-Game pero la función de juego de puzzles se nos antoja corta e introducida como forma de contentar a esos fans que al ver un Scribblenauts, se esperaban otra cosa. Además echamos de menos un modo multijugador online que a

Como conclusión, este juego para su uso como juego para amigos durante un rato es ideal y se pasarán unos momentos divertidos, sin embargo como secuela de la saga Scribblenauts no cumple su función y los fans de la saga que lo compren por ello se van a llevar una decepción. Sabiendo el objetivo que tiene el juego que no es otro que el de hacer pasar un rato divertido, crear un entrenimiento limpio y sin violencia y fomentar la imaginación de los niños y de los no tan niños, y sus limitaciones, que ya hemos comentado anteriormente, este Scribblenauts Showdown es una excelente compra.