Compartir

Muchas veces cuando nace nuestra pequeña tenemos dudas sobre si debemos ponerle pendientes o no y cómo lucirán en las orejas de nuestras pequeñas. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes? Te lo contamos en este artículo. Y te invitamos a que veas estos espectaculares pendientes para bebé (Anting Bayi) para que vayas cogiendo ideas.

Si bien es cierto que realizar agujeros en las orejas causa dolor y malestar también es sabido que el sufrimiento padecido en tan temprana edad es imposible que sea recordado de mayor, evitando así crear algún tipo de trauma. Se trata de una decisión muy personal que los padres toman teniendo en cuenta una serie de cosas. Pero una de las ventajas de poner pendientes al bebé es que la niña tendrá ya los agujeros hechos por si de mayor quiere llevar pendientes.

De esta forma podrá ahorrarse el dolor de hacerse los agujeros de mayor. Además si al final la niña no quiere llevar pendientes, se le acabarán cerrando los agujeros. Lo más importante a la hora de decirte es: el tipo de pendientes que debes usar para tu bebé y el sitio donde realizar los agujeros.

¿Qué pendientes son aptos para bebés?

No se trata solo del diseño, buscamos también unos pendientes que nos aseguren la protección y comodidad de nuestra niña. Se recomienda que estén hechos de material hipoalergénico, con el fin de evitar cualquier alergia o irritabilidad. Deben ser finos, lo mejor es que el grosor del filamento casi no se note para asegurar la máxima comodidad.

Te aconsejamos que sea un diseño redondeado para que no se los pueda clavar cuando duerma. Fíjate que la parte de detrás tiene un buen acabado así no producirás daño a la pequeña. Y por último te recomendamos que sean simples, a poder ser que no cuelguen para evitar daños.

¿Dónde es mejor realizar los agujeros?

Esta cuestión es mucho más relativa y dependerá un poco de lo que los padres prefieran. Los hospitales suelen ser el sitio más cómodo aunque no todos realizan esta práctica. Si lo hacen te recomendamos que lo hagas allí, porque las condiciones son las más óptimas y además lo podrás hacer con la niña recién nacida.

Algunas clínicas también realizan los agujeros, así que puedes acudir unos días después de dar a luz. O incluso pues pedir que venga alguien en casa para hacerlo. En farmacias también se realizan agujeros en las orejas, pero es más recomendable acudir allí si la niña ya es un poco mayor. Y por último algunas joyerías también pueden ofrecerte este servicio, aunque si se trata de un bebé no lo recomendamos

Existen dos métodos de hacerlo, con pistola perforadora o con aguja. Este último suele ser el más usado por enfermeras y el personal médico en centros hospitalarios o clínicas y es el más recomendable al tratarse de una técnica aséptica que implica un proceso más delicado y más adecuado para niñas recién nacidas. Si son mayores se puede practicar la otra técnica que se realiza, por ejemplo, en farmacias. Encontrarás ideas de modelos de pendientes para niñas en Greco Barcelona.