Compartir

Si todavía no habíais oído hablar de los correctores de Avène habéis estado mucho tiempo sin el producto beauty por excelencia. Uno de nuestros principales problemas son las imperfecciones que aparecen en nuestro rostro, esas que son difíciles de ocultar y que nos traen un quebradero de cabeza. 

Hay tres tonos diferentes para adaptarse a los distintos tipos de imperfecciones:

¿Cuál es tu Stick Corrector?

El tono amarillo enmascara las imperfecciones azules. 

El tono verde es adecuado para neutralizar la coloración roja. Perfecto para aplicar en manchas de nacimiento o cicatrices.

El tono coral es ideal para ojeras profundas, corrige el exceso de coloración marrón.

Pero una de las características más destacable es que todos ellos son resistentes al agua y a la transpiración, ¿no es increíble?

Lo mejor de todo (si es que podía ser mejor) es que NO deja una sensación de pesadez en la piel y cubre exitosamente tus ojeras e imperfecciones.