Compartir

Una de las mayores preocupaciones respecto a las uñas es la duración de los esmaltes, hay veces que duran pocos días y eso no nos agrada nada. Pues bien, Rimmel London tiene la solución y recuerda las lacas de uñas Super Gel, diseñadas en colaboración con Kate Moss

Estos esmaltes cuentan con diferentes tonos, que van desde tonos rojizos hasta tonos más nude. Por otro parte, algo fundamental y que caracteriza a estos es su prolongada duración, aseguran que la uña estará intacta durante 14 días y además se secan con una gran rapidez, nada que envidiar a las lacas de uñas convencionales. El precio es de lo mejor ya que tan solo cuesta 3,95 euros.

Ahora bien, te recomendamos aplicar dos capas para que el Super Gel quede a la perfección, y a continuación cubrir la uña con una capa de Top Coat de Rimmel London, de esta manera se conseguirá un acabado profesional.