Compartir

Ni ellos son de Júpiter, ni ellas de Marte. A la hora de la verdad, sufrimos (casi siempre) los mismos problemas de belleza, hasta incluso los que siempre nos han hecho creer que son “típicamente femeninos”.

Es por esta presunción por lo que los hombres no suelen recurrir a tratamientos o aliados de belleza por sentir que son productos dirigidos únicamente a mujeres. Para romper este tabú, es fundamental empezar a conocer las preocupaciones que ellos también tienen día a día. Problemas de belleza que las mujeres reconocen al instante, pero que ellos aún ignoran (o son conscientes de ellos o no quieren serlo) y desconocen a qué aliados recurrir.

Especialistas en cosmeceútica hacen un análisis del top 3 en lo que a estas preocupaciones se refiere y ofrecen los productos para combatir dichos problemas, dirigidos tanto a hombres como mujeres.

ESTRÍAS

Las estrías son marcas paralelas entre sí que se encuentran en la piel y se producen por la rotura de las fibras del tejido subcutáneo. Suelen aparecer en el vientre, en los senos, glúteos, caderas y en las articulaciones de rodilla y muslos, entre otras zonas. Hay diversos factores que pueden dar origen a este problema anti-estético, como es el aumento o la disminución repentina de peso, el crecimiento durante la etapa de adolescencia, el estrés y los ejercicios anaeróbicos, que con mucha más frecuencia suelen practicar los hombres para ganar masa muscular.

En el caso de la celulitis, cierto es que las mujeres son más propensas a sufrirlo, pero ellos no se libran tampoco. ¿Por qué? La celulitis se produce a causa de una acumulación de grasa que se ha compactado en una zona determinada. Y grasa, tenemos tanto unas como otros.

“Las mujeres son más propensas a la piel de naranja debido a que su cuerpo retiene más grasa por los embarazos y porque la ordenación de las fibras es distinta entre hombres y mujeres, haciendo que esta sea más visible a simple vista entre las féminas. Sin embargo, existen otros factores como son el estrés, el sedentarismo y la comida rápida que promueven la aparición de la celulitis y que afecta por igual a ambos sexos.”- afirma Raquel González, Training Manager de Perricone MD.

PIEL SENSIBLE

“Uno de los problemas más comunes y desconocidos entre los hombres es la piel sensible. El simple hecho de afeitarse todas las semanas, supone un peeling agresivo y directo sobre la piel, que hace que la barrera natural se rompa dejando la piel al descubierto y produciendo hipersensibilidad.”-afirma Gloria Montero, Training Manager de Medik8.

La recomendación de los expertos es, tras el afeitado, aplicar serum anti-rojeces para que actúe como calmante y finalizar con una crema hidratante que penetre en las capas más profundas apoyando la barrera natural, haciendo frente a los cuidados diarios masculinos más agresivos.

LABIOS AGRIETADOS

Desde condiciones atmosféricas adversas hasta hábitos poco saludables, los labios siempre son los grandes olvidados dentro de la rutina de belleza. A pesar de que las mujeres suelan dedicarles más tiempo para maquillarlos, no aplican sobre ellos los productos que mejor les convienen. Esto ocurre más aun en los hombres, que por pereza o por costumbre olvidan cuidarlo, presentando sobre todo en invierno agrietamiento producido por una incorrecta nutrición e hidratación labial.

Y es que los labios agrietados son una de las consecuencias de la falta de humedad y puede prevenirse con una serie de tips, según Estefanía Nieto, Training Manager de Elizabeth Arden PRO: ” Para tener unos labios saludables es fundamental beber dos litros de agua diarios, exfoliarlos una vez por semana al igual que el resto del cuerpo, ya que es una zona en la que acumulan muchas células muertas. Por último, utilizar siempre un protector labial que no solo los defienda de las condiciones atmosféricas, sino de cualquier agente externo.”