Compartir

Para toda aquella gente que sigue el mundo de Youtube y especialmente de Instagram, habrás escuchado su nombre en una multitud de ocasiones y habrás visto sus míticos colgantes dorados. Muchos de ellos patrocinados por influencers como Dulceida, Laura Escanes o María Pombo.

Sus joyas tienen un estilo muy personal y se pueden combinar a la perfección entre ellas. Este estilo enamoró a la bloggera más importante de España, Aida Domenech, que se le puede ver cómo luce la marca en cada foto subida a sus redes sociales.

Al principio lo hacia todo ella sola, dibujaba las piezas, las mandaba construir y ensamblaba alguna de ellas, las metía con cuidado en la caja, ponía la dirección y las llevaba a correos para que te llegara a tu casa si eres de las que la conoce de hace tiempo. Pronto el trabajo la empezó a desbordar y su familia le echó una mano con el proyecto. 

A la propia María no le gusta hablar ni de cifras de facturación ni de numero de pedidos, pero el crecimiento en los últimos años ha sido muy importante y no tiene pinta de que la cosa pare.

“Queremos crecer poco a poco, de forma sostenible y seguir manteniendo esta interacción tan cercana con la gente”, confirma la diseñadora.