Compartir

Entonces, llega el momento de fijarse con atención en las condiciones del
contrato previamente acordado. Puede ser que se trate de reservas no
cancelables, lo que supondría el surgimiento de un problema económico porque el
dinero no se devuelva o, al menos, no íntegramente. Para solucionar estos
contextos, se ha creado una plataforma online denominada Reembolsing.com, dirigida
principalmente al ahorro.

El principal objetivo de esta plataforma es que la persona que haya comprado
una reserva y finalmente no la vaya a aprovechar, consiga no perder su dinero
y, además, de esta manera ayude a otra persona que esté buscando reservas de
última hora. El funcionamiento de Reembolsing se explica a la perfección en
este video:

El primer paso es subir a Reembolsing.com la reserva y esperar a que alguien
se interese por ella. En cuanto esto ocurra, el equipo de Reembolsing se
encarga de cambiar los nombres de la reserva y el cliente principal recupera su
dinero, dando a otro la oportunidad de disfrutar de unos días de relax y
descanso.

Actualmente, quien busca reservas en Reembolsing.com está sujeto a las
fechas y lugares de los usuarios que publican sus reservas. Próximamente esto
no sólo será así ya que la plataforma está en un proceso de cambios. Además de
seguir adquiriendo reservas a precios únicos de otros usuarios que no pueden
utilizarlas, la persona interesada en viajar podrá encontrar multitud de
ofertas en función de sus necesidades (sin estar condicionado por las fechas y
el destino que haya publicado el usuario) a precios muy competitivos.

Para aquellas personas que desconfían de algunas ofertas que pueden resultar
engañosas, Reembolsing ofrece todas las garantías necesarias. Todos los que se
registren en la plataforma tendrán a su disposición un equipo que les ayudará
en todo momento, ya que el cliente es lo más importante para la empresa.
Asimismo, se asegura la privacidad de todos los datos de los usuarios, mediante
protocolos de máximo nivel con alto cifrado. En cuanto al pago, este se realiza
mediante métodos seguros para que no haya problemas ni al pagar, ni al cobrar.
Se acepta la mayoría de tarjetas de crédito o de débito como Visa, Mastercard,
4B, Diners Club, Euro 6000, American Express y muchas más.

Las personas que vayan a perder su reserva y decidan utilizar este sistema
de economía colaborativa, pueden publicarla en cualquier momento, disponiendo
de libertad absoluta para fijar el precio de venta. Lógicamente, cuanto mayor
sea el descuento aplicado sobre el coste original, mayores opciones habrá de
conseguir venderla. También se puede optar por estipular un precio y
modificarlo posteriormente, según se acerque la fecha de vencimiento de la
reserva. Además, otra de las grandes ventajas de este proceso es que si la
persona interesada en vender se arrepiente en algún momento porque finalmente
sí pueda acudir al alojamiento o por cualquier otro motivo, puede cancelar la
publicación de Reembolsing sin ningún coste adicional. En el único momento en
el que no se podrá recuperar una reserva que haya sido publicada es si esta
resulta vendida. Entonces, pasará a pertenecer al comprador.