domingo, 20 septiembre 2020 3:32

El mundo gamer, algo más que videojuegos

El desarrollo de los
mismos ha estado marcado paralelamente al progreso de la tecnología. Ésta,
atendiendo a su diversidad, ha dado lugar a la aparición de nuevos modelos de
negocio. Muchas son las empresas que han surgido gracias al segmento de mercado
generado por el 'boom' del sector audiovisual. Compañías como NitroPC ofrecen
una amplia gama de productos relacionados con ordenadores y periféricos gaming
a una clientela cada vez más extensa y exigente.

Dentro de esta parcela,
la interactividad generada, las apps de juegos creadas especialmente para
smartphones, así como la realidad virtual o la realidad aumentada han abierto
un sendero en el que las propuestas e ideas relacionadas con el desarrollo
tecnológico son mayores cada día, al mismo tiempo que aumenta, por
consiguiente, el número de adeptos. Se trata de una realidad que, a todos los
efectos, ofrece un amplio abanico de oportunidades para cualquier persona que
tenga el propósito de emprender. Varias son, en este sentido, las ideas y
propuestas que se han lanzado a nivel internacional, como es el caso de las
Smart Cities, la Barcelona Games World (una de las más populares) o el Mobile
World Congress. Tal es la importancia de este tipo de iniciativas que muchas
empresas o centros universitarios han promovido e incluido la posibilidad de
cursar grados, másteres y postgrados concretos para obtener formación y
adquirir conocimientos en esta materia.

Siguiendo esta línea,
varios son los eventos que se han organizado para tratar de entender hasta
dónde se puede llegar en este sector y qué repercusión económica puede tener.
Una de las actividades más destacadas y recientes es la IX sesión de las
Jornadas Tecnológicas del CAC, promovida el pasado 28 de marzo por el Consejo
del Audiovisual de Cataluña, teniendo a Barcelona como sede del evento.

No cabe duda de que el
sector de los videojuegos es un negocio que mueve muchísimo dinero en todo el
mundo. A lo largo de los últimos 30 años, los videojuegos han evolucionado
hasta llegar a ser auténticas plataformas de interacción entre millones de
jugadores, dejando atrás, de este modo, la antigua concepción de ser aquellas
máquinas que ofrecían únicamente un juego. La mediatización actual de este
sector ha hecho extraordinario su modelo de negocio. De hecho, los productos
más vendidos duplican en ventas, durante la primera semana ingresos, a las de
las películas más taquilleras. Tenemos ejemplos de videojuegos como World of Warcraft que ha tenido
un impacto brutal en todo el mundo.

En lo que respecta a su
público, el sexo predominante siempre ha sido el masculino, especialmente
jóvenes y niños. Ahora, el panorama ha cambiado en esta parcela, ya que se han
sumado niñas, mujeres jóvenes, al mismo tiempo que algunos padres y personas de
la tercera edad. Este crecimiento en el número de jugadores desembocará en un
análisis más relevante del impacto de los videojuegos tanto en lo relativo al
desarrollo económico como en la propia sociedad.