Compartir

Entrevistamos a Petra Vega, Presidenta de la Sociedad
Española de Medicina Estética
. Nos cuenta cómo ha evolucionado el canon de
belleza femenino en las últimas décadas y cuáles son las últimas tendencias en
cirugía y medicina estética.

¿Cómo diría que es el
canon de mujer del S. XXI? ¿Cómo ha cambiado con respecto al S. XX?

Yo diría que dependiendo de la parte del
cuerpo a la que nos refiramos tenemos rasgos determinados. En el rostro, la medicina
estética facial
, ahora busca un aspecto natural y fresco, marcando el
pómulo y los labios, pero sin exagerar. Respecto al siglo anterior, se le da
una mayor importancia al aspecto y homogeneización de la piel (sin manchas, ni
poros) y a los rasgos suaves y sin estridencias que imperaron en  el canon
facial de la última década del siglo XX. En el cuerpo han vuelto las curvas
(mamas y glúteos) marcadas, es decir el prototipo de la mujer mediterránea. No
solo importa el peso también tener un aspecto  fibrado muscularmente (sin
aumento de volúmenes musculares, como ocurre en el hombre)  El cambio de
canon ha sido en este caso muy marcado respeto a la segunda mitad del siglo XX,
donde se impusieron la delgadez (a veces extrema)  y las líneas rectas más
androides siguiendo el prototipo de mujer nórdica.

¿Son
los médicos y cirujanos estéticos los primeros en percibir los cambios en las
tendencias estéticas?

A veces es difícil saber si desde las clínicas de
medicina estética
somos los primeros en conocerlos o si incluso somos los
impulsores de los mismos. Creo que influyen varios factores, el mundo de la
moda y  el estilismo son importantes sin duda.

¿Cree que los cambios en dichas
tendencias impulsan la creación de técnicas y tratamientos, o más bien es al
revés- si es que hay alguna relación?

Creo más bien es una interacción entre ambos
factores, por un lado, surgen nuevas técnicas, equipos o productos, es el
médico el que los usará y si el resultado es bueno acabará imponiéndose como
tendencia, pero también ocurre al revés, de pronto aparece un personaje
famoso, con unos rasgos determinados, que se convierte en  icono de
belleza, muchas mujeres desearán asemejarse a ese modelo, al menos en alguno de
sus rasgos característicos y crea tendencia.

Como presidenta de SEME, ¿qué nivel
hay o qué ranking ocuparía España en cuanto a oferta y calidad de medicina
estética?

Actualmente España ocupa el primer
 lugar en cuanto a formación universitaria de médicos estéticos, y es de
las más avanzadas en la regulación oficial, los centros están totalmente
regulados y los profesionales en vías de regulación inmediata. Esto se traduce
en que tenga un gran posicionamiento en cuanto a la calidad de los tratamientos
que se realizan, al menos en los centros médico-estéticos con autorización
sanitaria. Por tanto  podemos decir que España está entre los primeros
 países del mundo en cuanto a la calidad de la medicina estética  

¿Cuál
considera que será una de las tendencias más importantes en estética en los
próximos años?

Vamos hacia  lo que yo llamaría una
medicina estética integral, saludable y natural, es decir, hacia tratamientos
que mantengan y resalten la propia belleza pero sobre un marco de salud
integral, y una visión global del aspecto. Por ejemplo, no se tratara una
arruga se tratara el rostro.