Compartir

El complejo escenario surgido de las elecciones generales del pasado domingo ha provocado también que se reavive la convulsión interna en el PSOE, donde la decisión de su líder, Pedro Sánchez, de intentar formar gobierno si el PP no lo logra choca con la postura de algunos de los barones de mayor peso.

Todos los dirigentes comparten que hay que votar no a la investidura de Mariano Rajoy, pero sobre cuál sería la alternativa a un Gobierno del PP, ha surgido un abanico de posturas.

Barones como la andaluza, Susana Díaz, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el castellanomanchego Emiliano García-Page han advertido al secretario general que no se puede hablar con Podemos por la defensa de un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos, se reúne este lunes con el difícil reto de intentar conciliar posiciones sobre los límites en los que se puede mover Sánchez

El secretario general ha dejado claro que si Rajoy fracasa en su investidura, trabajará para formar un gobierno “progresista y de cambio” al considerar que “España quiere izquierda y quiere cambiar” y no repetir las elecciones.

Sánchez se ve presidente porque considera que el PSOE, por su mayor capacidad de diálogo, tiene más opciones de articular una fórmula de gobierno, según fuentes de su entorno.

Su idea es un gobierno monocolor que se sustente en un “programa común” con el que aspira a convencer a Podemos, Ciudadanos y otros partidos como IU, PNV y CC para que permitan su investidura.

Para propiciar el acuerdo, no quiere poner líneas rojas, sino sentarse a dialogar con Podemos y hacerle ver la necesidad de dejar a un lado la consulta en Cataluña para facilitar la alternativa.

Después de que Sánchez dijera que la línea política del PSOE la marca él, Díaz le replicó recordándole que los pactos los aprueba el Comité Federal, lo que se ha interpretado como un nuevo pulso de los varios que han mantenido ambos en los últimos meses.

“No nos podemos sentar a negociar con fuerzas políticas que están planteando la ruptura de España”, ha subrayado Díaz sobre Podemos, del que alerta que su fin es “ganar y eliminar al PSOE”.

La presidenta de la Junta sostiene que la ciudadanía ha colocado al PSOE en la oposición y que, para recuperar la credibilidad, no es momento de “aventuras” ni de “oportunismo político”.