Compartir

Roberto Torretta llegó a Madrid en 1972, y tras más de 40 años se ha convertido en un referente de la moda a nivel nacional. Desde 1996 pasea sus diseños por la Pasarela Cibeles, tanto que se ha convertido en alguien imprescindible edición tras edición. No sólo se ha atrevido con modelitos de ropa, sino que también con gafas de sol, joyas e incluso con coches.

Un año más llega a Madrid la Mercedes-Benz Fashion Week, y como no podía faltar, Roberto Torretta presentará sus diseños para la temporada Primavera-Verano 2016. Hablamos con el diseñador para que nos cuente con qué nos sorprenderá en la 62ª edición de MBFWM.

¿Qué significa para usted volver año tras año a Madrid Fashion Week?

Estoy convencido de que la MFW es el mejor escenario posible en España para enseñar el trabajo. La aportación de los patrocinios de Mercedes está al nivel de la pasarela. Así mismo, Mercedes tiene pasarelas en todo el mundo y apostar por Madrid es algo muy interesante.

¿Con que nos sorprenderá en su nueva colección?

Yo intento mantener el ADN, el concepto Torretta, que es el concepto de una mujer femenina, elegante. Esas son las pautas que están presentes. Lo que pasa que vamos evolucionando. Evolucionamos en tejidos, en coloridos, en formas… Y la apuesta grande son los vestidos, porque yo creo que el vestido es una prenda clave en verano.

¿Cuál es su gran objetivo como marca?

Bueno, seguir es un buen objetivo, al igual que ir creciendo poco a poco. Tenemos siempre proyectos nuevos, pendientes de realizar. Pero la clave es seguir con la línea que estamos manteniendo, que es la correcta, y con la que nos ha ido muy bien.

¿Hay algo que considere imprescindible en sus diseños?

En mis diseño lo que nunca veo claro son los excesos. Todos los excesos en los diseños, en las prendas o en los accesorios, van muy poco con mi estética. Entiendo que un patrón bien hecho, unas líneas puras, con buenos materiales y demás, me parece mucho más interesante que algo excesivo.

Ha diseñado joyas, una línea de gafas de sol, ¿Qué será lo próximo con lo que se atreva?

Hemos hecho de todo. Hacemos vestidos de comunión con marcas españolas, vestidos de novias… Hemos hecho de todo, aunque también falta algo. Algunas cosas salen mejor que otras, pero en general el resultado es muy bueno.

¿Hay algo que tenga en mente, pero que no se atreva a hacerlo?

La verdad es que no. Este año incluso nos hemos atrevido con un coche, un Mercedes-Benz. Todo lo que sean proyectos serios nos interesan. Si nos proponen cosas interesantes y serias, y podemos unir marcas y sumar, estamos dispuestos a todo.

Se dice que como en casa en ningún sitio, pero ¿Se ha sentido más a gusto fuera de aquí?

No. Madrid es mi ciudad, adoro Madrid y me encanta. Es mi casa. Aquí nacieron mis hijos, aquí he desarrollado toda mi parte laboral profesional… Yo en Madrid estoy encantado.

¿Cómo era, o cómo percibía la moda cuando comenzó en este mundo? 

Cuando vine a España en el 74 se percibía lo que era, que no había nada, estaba todo por hacer. España estaba muy falta en casi todo. En moda, en concreto, había una carencia muy importante. Ahí empezamos a desarrollar marcas y a incorporarnos en el mercado. A día de hoy creo que España se ha igualado a cualquier capital europea. 

¿Cómo la percibe ahora?

Ahora la percibo al mejor nivel de cualquier capital europea. La diferencia que podría haber antes con ciudades como París o Milán ha desaparecido. En España la oferta es enorme, y ahí ya es cuestión de la gente, del consumo de la gente.

¿Cuál es su truco para inspirarse y sacar adelante una nueva colección?

Me fijo básicamente en la calle. Pero no es que la moda empiece en la calle y después va a las pasarelas, la moda primero empieza en las pasarelas, y lo interesante es ver cómo la gente interpreta en la calle lo que ven en los desfiles y en las pasarelas. Me parece interesante lanzar una nueva propuesta y después ver en la calle cómo la interpreta la gente, cómo lo reinventa… Todas las vueltas que le dan a los diseños iniciales. 

Tal y como están las cosas actualmente en España, ¿cree que hay posibilidades de ir a la moda?

Sí. Yo entiendo que la moda tiene ahora mismo una oferta muy buena en cuanto a los precios. Cualquier persona puede acceder a la moda. Hay una oferta enorme, de todos los precios y de todas las calidades. Los precios también marcan la calidad, pero en cuestión estética la oferta que hay en España es enorme.

Desde su punto de vista, ¿cuál considera que ha podido ser su mejor diseño?

Eso es muy difícil. En cuestión de colecciones a mí la que más me gusta es la última, y dentro de la última hay bastantes piezas que me gustan, pero no hay una pieza en concreto. Una colección es una suma de piezas, sino sería un muestrario, que es distinto. 

¿Cómo definiría su estilo a la hora de diseñar?

Puede resultar aburrido, pero a mí me gusta ver a una mujer femenina, sofisticada y elegante. Esa es mi idea de mujer.