Compartir

¿Conoces a alguien que asegura no poder desconectar del todo el trabajo durante sus vacaciones? Sí verdad. Somos muchos los que advertimos que se ha cambiado el orden natural de las cosas y las 'vacas' ya no son sinónimo de relax bien sea por las nuevas tecnologías o por el malestado del mercado laboral en España, donde el paro sigue amenazando a una mayoría de trabajadores. Una encuesta realizada por lastminute.com entre 10.200 adultos de nueve países europeos: Reino Unido, Francia, Irlanda, España, Italia, Alemania, Suecia, Noruega y Dinamarca, pone de manifiesto una perniciosa tendencia: seguir conectados con la oficina incluso durante las vacaciones

Según la encuesta realizada por la agencia líder de viajes online, los españoles ocupan el tercer lugar entre los europeos que más trabajan durante sus vacaciones (66%), solo por detrás de italianos e irlandeses (75%), y muy por encima de la media europea (58%). En el otro extremo se encuentran alemanes y británicos (45%), y suecos (43%). ¿Por qué se produce esto? El 38% de los trabajadores españoles lo hace porque siempre le queda algo por hacer; un 34% dice hacerlo por su sentido de la responsabilidad; y, por último, el 19% continúa trabajando en vacaciones por el simple placer de trabajar. 

Pero debes tener en cuenta que estos días de vacaciones son para descansar, curarse del estrés acumulado y recuperar el equilibrio físico y mental. Para descansar de verdad en vacaciones, respeta algunas reglas básicas:  Cógete los días que te corresponden y no renuncies a ellos por un dinero extra que apenas repercutirá en el equilibrio familiar. Planea tus vacaciones ideales. Escoger el destino equivocado podría causarte estrés y nerviosismo. Durante las vacaciones, cambia tus ritmos y tus hábitos; duerme bien y desconecta el despertador.  Muévete más y opta por un paseo en bicicleta o una buena caminata antes de coger un taxi.
Improvisa y no te pongas horarios.

Además, debes recordar aquella promesa: Haré lo que te gusta hacer. Debes decir no a los planes que no son de tu agrado y si no tienes planes, simplemente dedícate a pasear y a perderte por la ciudad. Hay una premisa relacionada: Olvídate de los demás . No hay souvenirs para nadie.

Pero sobre todo, sobre todo, desconecta de la tecnología.