Compartir

Aunque es un rasgo habitual que no supone nada grave, hay muchas mujeres que quieren lucir un monte de Venus menos abultado de lo que lo tienen y no saben muy bien cómo lograrlo. Si tú también tienes este 'problemilla', ahora te explicamos una serie de trucos para adelgazar la zona del pubis. Tranquilízate y toma nota.

Tener un monte de Venus algo abultado puede deberse al sobrepeso, a las consecuencias de un embarazo o a una cuestión puramente genética, pero esa acumulación de grasa en la zona puede remediarse llevando a cabo dos premisas: una dieta sana y una rutina de ejercicios específicos.

En cuanto al régimen de comidas no vas a tener que hacer ningún gran sacrificio, basta con fijarte en qué cosas estás comiendo que pueden provocarte ese abultamiento del pubis. Por ejemplo, es muy importante que evites a toda costa tomar alimentos fritos, pues su alto contenido en azúcar, sodio y grasa saturada favorecen la acumulación de grasa.

Otro elemento básico de nuestra dieta sana para una reducción de la zona del pubis es llevar un control de las calorías que ingieres cada día, intentando que sea una cantidad menor a la que tomabas hasta ahora. Por supuesto, también tendrás que estar muy pendiente de esas bebidas gaseosas que tanto gustan y tan poco saludables son. Los refrescos suelen contener bastantes calorías, así que procura evitarlos en tu día a día.

Por último, debes intentar hacer comidas pequeñas para que tu estómago esté siempre funcionando y pases menos hambre y ansiedad. Lo mejor es que mezcles alimentos con proteínas con comidas con carbohidratos, como por ejemplo, una tostada de pan integral con una tortilla francesa.

Por otra parte, tenemos las rutinas de ejercicio físico que nos ayudarán a adelgazar la zona del pubis. Hay tres tipos de entrenamiento para ello. El más importante es el que implica un movimiento intenso de las caderas, por lo que puedes hacer desde carrera continua hasta subir escaleras, pasando por montar en bicicleta. Unos 30 minutos al día serían suficientes.

Las otras dos rutinas de entrenamiento son bastante parecidas. En una, tienes que acostarte en el suelo, elevar las piernas y simular que estás pedaleando en una bicicleta. De esta forma conseguirás tanto flexionar tus caderas como trabajar toda la parte inferior para reducir la grasa en abdomen y pubis. En la otra, también debes acostarte boca arriba, pero esta vez tienes que colocar las manos bajo los glúteos y comenzar a subir y bajar las piernas lentamente. En ambos casos, lo ideal es hacer tres series de 15 repeticiones.

Como has podido comprobar, los deberes no son difíciles, así que si quieres adelgazar la zona del pubis, solo tienes que ponerte manos a la obra con estos trucos.