viernes, 25 septiembre 2020 22:31

Limón y aloe vera para aclarar las manchas de la piel

Las manchas en la piel se producen por unos cambios en la pigmentación y esto puede ser debido a diversas causas, como la exposición al sol, cambios hormonales, tales como el embarazo o la menstruación, problemas en el hígado e, incluso, por genética.

Las manchas puedes presentarse en forma de lunares, pecas o manchas por envejecimiento. Para aclararlas te damos una ser de alternativas, como el limón y el aloe vera, unos productos muy efectivos a la hora de combatir las manchas y otros problemas de la piel.

Zumo de limón

Si te decantas por esta alternativa, lo primero que tendrás que hacer será extraer el zumo de un limón. Mezcla el zumo de limón a partes iguales con agua. Con un poco de algodón aplica el zumo directamente en las manchas. Mantén el algodón en la piel durante unos minutos y realiza este procedimiento durante varios días a la semana. Lo que hace que las manchas se aclaren es el ácido cítrico. Este componente del limón contribuye a exfoliar tu piel, remover las células muertas y equilibrar los distintos tonos de la piel. Es importante que una vez que te apliques el limón no te expongas al sol y que uses protección solar. 

Además, podrás emplear el limón en una mascarilla junto con un poco de miel. Mezcla el zumo de un limón con dos cucharaditas de miel y aplica sobre las manchas. Deja que la mezcla actúe durante unos 30 minutos y a continuación aclara con agua tibia. Si tus manchas están muy pronunciadas puedes aplicar esta mascarilla todos los días. 

Aloe Vera

El aloe vera es otro producto que se usa para casi todos los problemas que se presentan en la piel. En el caso de las manchas, frota el aloe vera hasta que la piel lo absorba y déjalo actuar. Será necesario que este proceso lo repitas de forma diaria, para obtener unos resultados más efectivos. 

Mascarilla aloe vera y limón

También puedes realizar una mascarilla casera con estos dos componentes: el aloe vera y el limón. Tan solo necesitarás dos hojas de aloe vera y medio limón. Para su preparación se tiene que extraer el gel de las hojas y exprimir el jugo del limón. Mezcla ambas cosas durante un minuto, aproximadamente. 

Una vez hecha ponte la mezcla en la cara y en el cuello y deja que actúe durante unos 15-20 minutos. A continuación enjuágate con agua tibia. Realiza este procedimiento una vez a la semana. Si tienes las manchas muy marcadas puedes hacerlo dos veces.

Aplicándote estos remedios en la cara y en el cuello durante un tiempo notarás cómo tu piel va equilibrando los pigmentos y las manchas van aclarándose y desapareciendo.