Compartir

El cuerpo pasa unas ocho horas en ayuno y en este tiempo se dedica a descansar y dormir, es lógico pensar en que aquello que consumas primero al despertarte será absorbido rápidamente por el organismo. Esto es así, por lo que es muy importante aprovechar los beneficios del vinagre de manzana en ayunas.

La manzana es muy conocida como una fruta beneficiosa para la salud, en este caso, el vinagre de manzana es uno de los alimentos derivados de esta fruta, y en sí mismo, constituye un complemento digno de ser utilizado por sus interesantes propiedades. Este es un aderezo que se ha vuelto muy popular ultimadamente, aunque sus propiedades curativas han sido utilizadas desde los tiempos más remotos.

Entre los principales beneficios del vinagre de manzana se encuentran que desintoxica el colon, por lo que ayuda a mejorar la digestión. Además promueve un balance del sistema linfático, con lo que contribuye a que la sangre fluya sin ningún obstáculo.

Tomar vinagre de manzana ayuda a disminuir la tensión arterial, el colesterol y los niveles de triglicéridos, además, evita la contracción de los vasos sanguíneos, debido a que incrementa los niveles de óxido nítrico.

Otros beneficios del vinagre de manzana es que equilibra la alcalinidad derivada de hábitos alimentarios que producen. Contribuye en las dietas de pérdida de peso, especialmente por sus efectos que ayudan a disolver las grasas. Y purifica el organismo de toxinas.

El vinagre de manzana contiene potasio, pectina, ácido málico, calcio, ceniza; estos componentes son benéficos para nuestro organismo. Las personas que sufren hipertensión, deben beber 3 veces al día, 2 cucharadas de vinagre de manzana disuelto en agua, cuando la presión vuelva a la normalidad, entonces tienen que mantener una dosis de 1 a 2 cucharadas, de 1 a 2 veces por día.

Al beber vinagre de manzana, es importante tener cuidado de no dañar el esmalte dental, ya que el vinagre resulta ácido y por lo tanto abrasivo, con lo que hay que tener la precaución de no cepillarse los dientes antes de que hayan pasado unos 30 minutos desde haber tomado este alimento.

Además, es necesario resaltar que los beneficios del vinagre de manzana en ayunas o de cualquier forma, pueden ser no aptos para todos, pues se trata de ácido puro si no es diluido, por lo que puede dañar, además del esmalte dental, los tejidos en la boca y el esófago. Incluso si no se lo mezcla con suficiente agua, puede causar quemaduras por contacto en la piel.–