Compartir

Las manchas de esmalte de uñas pueden aparecer en tu ropa si, justo después de pintártelas, rozas las uñas con alguna prenda. Si eso ocurre, lo primero que vas a pensar es en quitar la mancha con acetona. Pero cuidado, algunas prendas pueden dañarse. Primero tendrás que hacer una comprobación en una zona que no esté muy a la vista.

Si hay exceso de pintura quítala primero con un trapo o toalla. Si la mancha de esmalte ya se ha secado raspa con una espátula o cuchillo para eliminar lo máximo posible y, a continuación, moja un paño o un pedazo de algodón en acetona para limpiar la prenda.

Ten en cuenta que este remedio servirá para prendas sintéticas o de algodón. Si la prenda está hecha de otro tejido, pasa el algodón primero por una zona de la prenda que no se vea para así evitar estropearla. Frota suavemente y si todo sale bien y la mancha desaparece lava la prenda como de forma habitual.

Si al probar la acetona en la prenda en un lugar poco visible pierde color o se estropea, no uses acetona y utiliza polvos de talco. Espolvorea la mancha de pintauñas con talco y déjalo reposar durante unas horas para que actúe y sea efectivo. Pasado este tiempo frota con un cepillo y lava la prenda como de costumbre.

Es posible que la acetona no sea suficiente y que tengas que emplear otros productos para eliminarla. Si ya has raspado la mancha con un cuchillo, a continuación utiliza un spray para insectos, cualquiera de los que tengas en casa. Déjalo actuar durante unos 2-3 minutos, en función de lo grande que sea ésta y seguidamente frota con un cepillo haciendo movimientos circulares. Una vez hecho esto lava la prenda con agua tibia y si todavía quedan restos, repite el proceso hasta que la mancha desaparezca.

Para las manchas de esmalte de uñas en prendas de seda y lana el procedimiento a seguir será otro. Primero raspa con cuidado la mancha. Acto seguido coloca un paño debajo de la prenda, dejando la mancha hacia arriba y coge un poco de algodón mojado en éter y frota suavemente. Si aún quedan restos, moja un paño en alcohol de 90º y frota con cuidado. 

Otro remedio para eliminar este tipo de manchas es con laca. Antes debes hacer una prueba, al igual que con la acetona, en una parte que no se vea para saber si no se daña el tejido. Coloca un trapo o un poco de algodón debajo de la prenda para absorber el esmalte. Aplica la laca en la mancha seca y pasados unos minutos frota la mancha con un cepillo de forma suave.