Quantcast

Cómo hacer una autoexploración mamaria

La tasa de supervivencia de este cáncer no deja de crecer, pero es fundamental coger el cáncer a tiempo y para ello es imprescindible hacerse revisiones regulares ginecológicas, y por supuesto cada una de nosotras en casa podemos hacernos una autoexploración mamaria para detectar a tiempo cualquier anomalía. 

Para empezar debes estar tranquila, no todos los bultos del pecho son tumores, ni mucho menos, pueden ser simplemente bultos de grasa que se forman en el tejido de la mama. Así que para la autoexploración trata de estar relajada y haz paso por paso lo que aquí te recomendamos. Son las indicaciones que se ofrecen en las consultas de ginecológos y matronas. El mejor momento para realizar la autoexploración mamaria es en el cuarto o quinto día de tu menstruación.

1. Frente al espejo, con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera mira tus mamas. El tamaño y el color tienen que ser normales, que están bien formadas y no presentan deformaciones ni inflamaciones visibles. Si, en cambio ves que se forman bultos en la piel, arrugas u hoyuelos, que el pezón se vuelve invertido (está metido hacia adentro en vez de sobresalir), o presentan enrojecimiento, dolor o sarpullido, tendrás que informar a tu médico.

2. Ahora levanta los brazos y fíjate si observas las mismas alteraciones.

3. Frente al espejo siempre, fíjate si sale líquido de alguno de los pezones o de los dos. Líquido que puede ser transparente, amarillento, lechoso o incluso sangre. En este caso también es un motivo para acudir a la consulta del especialista.

4. Acuéstate en la cama y comienza a palparte las mamas con la mano contraria. El tacto tiene que ser firme, y pausado con los dedos rectos y juntos y haciendo movimientos circulares. Tendrás que controlar la mama de arriba a abajo y de lado a lado. Asegúrate de palpar todo el tejido: recomiendan que para palpar la piel y el tejido superficiales ejerzas una leve presión; para llegar al tejido de la parte media de las mamas, ejerce una presión moderada y para el tejido profundo, una presión firme.

5-Por último, pálpate las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres afirman que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel está mojada y resbaladiza, así que este paso lo realizan en la ducha. Si es tu caso tendrás que controlar la mama también con los movimientos que se explican en el paso 4.

Si tras estos pasos has encontrado algún tipo de anomalía, acude a tu médico. Si no hay irregularidades no dejes de hacerte nunca las revisiones regulares.

Comentarios de Facebook