Quantcast

Quitar manchas de tomate

La mancha de tomate se debe tratar inmediatamente, no la deje para después porque la mancha se secará y seguramente se fijará al tejido. Si la prenda manchada, sea un mantel o una blusa, fue lavado y secado en secadora le advertimos que quizás la mancha sea imposible de quitar, nos referimos a esa mancha o sombra que queda después de lavar y secar l aprenda a máquina.

Cuando tenga un accidente con mancha de tomate, intente primero que todo saber a qué tipo de tomate corresponda para utilizar el consejo que mejor se ajuste. Nunca aplique otra solución de limpieza de una mancha de tomate sin haber enjuagado totalmente en anterior truco.

Si se acaba de regar un poco de tomate de la fruta que estaba cortando o del cesto de la compra, ha caído sobre la ropa y aún está fresca; puede deshacerse de ella simplemente en el lavabo de casa con un poco de jabón de tocador de gel o en barra.

El aceite es uno de los principales causantes de que la mancha de salsa de tomate de esos espaguetis sea tan persistente, por ello, los aditivos y detergentes utilizados en los lavavajillas eléctricos son muy efectivos para sintetizar la grasa de las manchas de aceite de a ropa o telas. Las cápsulas de lavavajillas son muy efectivas, aunque sabemos que no se venden por unidades, su utilización dependerá de cuanto quiere su camisa.

El agua hirviendo también funciona contra las manchas de tomate. Ponga extendida en la boca de un cubo la prenda manchada con la marca en el centro, por la zona del reverso de la mancha. A continuación, ponga a hervir agua y cuando alcance el punto de ebullición añada sobre la mancha de la prenda extendida en el cubo con ello eliminará gran parte del rastro de salsa de tomate que pueda haber dentro de las fibras.

También puedes usar bicarbonato de sodio para eliminar una mancha de tomate. Forme una pasta con un poco de bicarbonato de sodio y unas gotas de agua, a la mezcla añada un poco de sal para hacerla un poco más áspera, agregue sobre la mancha y masajeé con la yema de los dedos, enjuague con agua fría y repita dos veces; al terminar lave la prenda completa como de costumbre.

El limón es un producto que nos saca de muchos apuros. El limón es un excelente aliado de la limpieza y un gran quita manchas. Utilícelo exprimiendo el zumo sobre la mancha, añade un poco de detergente en polvo para hacer espuma y no amarillentar la zona y se enjuaga rápidamente para volver a intentar.

Artículo anteriorCómo coser un bajo
Artículo siguienteSalsa rosa
Comentarios de Facebook