Compartir

¿Qué comer después de correr? Esta pregunta se la hacen muchas de las personas que corren habitualmente y más ahora que el running se ha puesto tan de moda. Y es que es uno de los deportes más duros que existen porque se consume mucha energía, además de que los músculos gastan mucha glucosa que después tienen que recuperar.

Un error muy común es salir a correr sin haber comido algo previamente porque la fatiga será triple y no dejará al cuerpo seguir corriendo. Tampoco hay que tomar en exceso, pues también puede ser muy contraproducente. Los hidratos de carbono son necesarios para proporcionar energía y glucosa al cuerpo, y las proteínas que se encuentran en alimentos como la carne roja, el pavo, los huevos, el queso, la carne de pollo, el pescado, la leche o el yogur.

Después del entrenamiento hay que reparar el cuerpo, cansado y con mucha falta de alimento después de quemar tantas calorías. Lo mejor es comer hidratos de carbono pero, a diferencia de los recomendables antes del ejercicio, deben ser de rápida o alta absorción. Los mejores son la fruta, el pan, los zumos, las galletas, los cereales, el arroz, las patatas, las uvas pasas o algún tipo de yogur que contenga azúcar, aunque no en exceso. Habrá que tomar más o menos dependiendo del tiempo que se haya invertido en el deporte.

También para comer después de correr hay que tomar alimentos con mucha proteína y que no sea de origen químico. Por ejemplo, lo mejor es la leche entera o de soja, el queso, el pavo o el jamón. Estos ayudarán a frenar la destrucción de masa muscular y que al día siguiente no se sientan agujetas, además de regenerar las fibras musculares.

También es muy importante el tiempo que pasa entre dejar de practicar el running hasta que tomamos el primer bocado. No debe pasar más de media hora y debe estar entre los 15 y 20 minutos después de haber finalizado, para que sea totalmente efectivo. Si se prepara algún tipo de batido después de correr, debe ser de frutas y sin mucha cantidad de azúcar para que luego se pueda tomar con otro tipo de fruta o alimento.

La necesidad de ingerir más o menos hidratos de carbono de fácil absorción será mayor si el deporte ha sido más intenso, además de tener en cuenta las características físicas de cada persona.

Si el ejercicio se realiza en ayunas, lo mejor será un desayuno copioso para reparar y que sirva para aguantar todo el día entero. Sin embargo, si se hace a mediodía y antes de comer, no es necesario comer este tipo de alimentos, simplemente suprimir el postre de la comisa para que no sea muy copiosa la comida. Si el running se hace por la noche lo mejor es cenar un poco de proteínas con fruta.