Quantcast

Cómo elegir talla de sujetador

Conocer cómo elegir talla de sujetador es algo fundamental para todas las mujeres porque previene muchas enfermedades y dolores de espalda innecesarios si se sabe medir bien el busto. Un reciente estudio realizado a las mujeres españolas por el Instituto MédicoEstético desveló que hasta un 92% no sabía que debía mirar a la hora de comprarse esta prenda de ropa.

A la hora de saber en qué basarse para saber la talla correcta hay que medir tanto la talla de copa como la del contorno. Este se debe medir con una cinta métrica flexible situándola por debajo del pecho y sumando 15 al resultado. Sin embargo, la de la copa se debe medir la parte más sobresaliente del pecho del conjunto de todo el tórax, y restarle el número obtenido de la anterior toma de medida.

La copa A tiene la siguiente medida: de 12 a 14 centímetros. La B: de 14 a 16 centímetros. La C: de 16 a 18 centímetros. La D: de 18 a 20 centímetros. Y esta misma sucesión numérica se repetirá hasta llegar a la letra G.

La talla del sujetador se mide colocando el metro por debajo del contorno del pecho, pues ese número inicial será la talla exacta. Por tanto, todas estas cosas deben tenerse en cuenta antes de ir a una tienda especializada, aunque en algunas miden ellas mismas el tamaño del busto no suele ser una práctica habitual, sobre todo porque se acude a tiendas de venta masificada que pertenecen a grandes cadenas textiles.

El mal uso del sujetador en las mujeres puede acarrear muchísimos problemas a largo plazo para el propio pecho y para la salud en general. Por ejemplo, se puede caer antes de tiempo si no está bien sujeto o deformarse adoptando una forma que no era la que se recordaba. Lo mejor es tener en cuenta estas indicaciones.

El sujetador no debe, bajo ningún concepto, oprimir el busto ni ajustar demasiado dejando pliegues y marcas en la piel. Este problema es muy común entre las mujeres que usan un relleno excesivo en sus prendas o las que pretenden aparentar más volumen y tamaño apretando más fuerte el cierre. Siempre que se lleven este tipo de sujetadores se deben poner de forma correcta para que no perjudiquen ni lo más mínimo.

Tampoco se suele tener en cuenta que la posición del tirante de la espalda. No debe quedar por encima de la línea del bajo pecho, como tienden a hacer la mayoría de las mujeres y es un completo error muy peligroso para la espalda.

La elección correcta de la copa del sujetador es muy importante porque no debe hacer ninguna bolsa o vacío, sino adaptarse enteramente al pecho. Hacer esto mal es un síntoma de no haber medido correctamente la talla de esta ropa, por lo que lo mejor será volver a casa para después comprar la adecuada. Tampoco se debe poner el aro de los sujetadores reposando de forma plana sobre el tórax y sin elevarse por encima de la base del pecho porque podría ser muy perjudicial a largo plazo.

Comentarios de Facebook