Compartir

Hacer torrijas es una receta fácil, pero antes de ponernos a hacerlas hay que tener en cuenta que para el día de la preparación es necesario contar en casa con pan duro, pues si empleamos pan del día, cuando vayamos a remojarlas pueden romperse. 

Los ingredientes para dos personas que necesitaremos son:

– 350 gramos de pan duro
– ¼ de litro de leche
– 2 huevos
– 2 cucharadas de harina
– 1 rama de canela
– 1 limón
– 1 cucharada de azúcar
– ¼ de cucharada de canela en polvo
– Aceite para freír

Una vez que tengamos listos todos los ingredientes podremos empezar a elaborarlas. Lo primero que tenemos que hacer es poner la leche en un recipiente, pelar el limón y coger una parte de la corteza, evitando la parte blanca, y lo añadimos a la leche. A ello le añadiremos la rama de canela.

La mezcla que hemos hecho la ponemos a cocer a fuego lento durante unos 5 minutos, y una vez pasado el tiempo, lo pasamos a un recipiente más amplio y dejamos que se vaya templando. 

Mientras se enfría, comenzamos a cortar el pan en rodajas no muy finas, de unos 2 centímetros y las vamos colocando en un plato. Ahora será el momento de utilizar la leche, para ello la vamos vertiendo por encima del pan y dejamos que se vayan empapando bien durante unos 10 minutos. 

Llegados a este punto será el momento de freír, ponemos la harina en un plato y en otro cascamos los huevos y los batimos. Vamos cogiendo las rodajas, antes las escurrimos un poco con la mano, y las pasamos por la harina y por el huevo. Mientras habremos puesto a calentar la sartén con el aceite y freiremos las torrijas un minuto por cada lado aproximadamente, hasta que veamos que estén doradas. A medida que las vamos retirando, las colocamos en un plato con una servilleta de papel para que absorba el exceso de aceite. 

Por último, solo tendremos que mezclar el azúcar con la canela en polvo y vamos esparciendo por el pan. De esta forma tan sencilla estarán listas nuestras torrijas, a las que solo le habremos dedicado media hora de nuestro tiempo. 

Existen otras recetas de torrijas alternativa a la tradicional que hemos presentado, si es de tu gusto la miel cuando hayas acabado de hacer las torrijas, puedes coger cuatro cucharadas de ese alimento, rebajarlas un poco con agua y esparcirla por encima de las torrijas como habíamos hecho con el azúcar y la canela en el proceso anterior. De esta forma, también te quedarán unas exquisitas torrijas a las que no podrás resistirte.